Noticias Anteriores
Usted está en:  Portada  > Noticias Anteriores
Miércoles, 14 de octubre de 2020 
Canciller impulsa la “diplomacia del hidrógeno verde para avanzar hacia una economía limpia y asegurar la carbono neutralidad al 2050”
Comparte :

Imagen foto_00000003

El desarrollo del hidrógeno verde implicará una contribución significativa en la reducción del impacto al cambio climático, en la generación de oportunidades sociales y en el desarrollo económico, a nivel nacional y global. Es por eso que el Canciller Andrés Allamand y el Ministro de Energía, Juan Carlos Jobet, expusieron esta mañana los avances para posicionar a Chile como un país líder en el desarrollo de esta nueva industria y dieron a conocer la "diplomacia del hidrógeno verde".

En la charla, realizada mediante videoconferencia, el Ministro Allamand aseguró que la iniciativa busca "convertir a Chile en un centro mundial de investigación, desarrollo, producción y exportación de hidrógeno verde, a través de un proceso de colaboración y apertura a la inversión extranjera".

Esta diplomacia "colaborará activamente a avanzar hacia una economía limpia, asegurar la carbono neutralidad al 2050, generar nuevas fuentes de trabajo y contribuir a un mundo respetuoso del medio ambiente", destacó.

Imagen foto_00000001

Este escenario, agregó, se puede dar gracias a la posición promisoria que tiene Chile frente al llamado "combustible del futuro", basada en una doble fortaleza: el potencial natural del país, en materia de energías renovables —particularmente, solar y eólica—, y el potencial institucional, que hace a la nación internacionalmente reconocida por su estabilidad política, su certeza jurídica y su trato igualitario ante la inversión local y foránea.

La "diplomacia del hidrógeno verde" movilizará los recursos humanos y materiales de la Cancillería en la difusión de la iniciativa y trabajará, en conjunto con el Ministerio de Energía y Corfo, en diversos aspectos fundamentales para su avance: definición de marcos regulatorios adecuados, en el que se considerarán diversas experiencias exitosas como las que han permitido que Chile sea sede del 70% de la observación astronómica mundial, facilidades para las inversiones como la reserva de terrenos fiscales para la instalación de proyectos, articulación de instancias de colaboración en investigación científica, intercambio de tecnologías de punta e innovación, formulación de propuestas en materia de financiamiento y trabajo, desde ya, en la armonización de los procesos de certificación y regulaciones para la fabricación y exportación del hidrógeno verde.

Contribución medioambiental

De acuerdo con el Ministro Jobet, el desarrollo del hidrógeno verde permitirá a Chile reducir entre un 20 y un 27% las emisiones de dióxido de carbono, principalmente en transporte, en industrias y en calefacción domiciliaria. "En la medida que podamos exportar el hidrógeno verde al mundo, va a poder contribuir al cumplimiento de las metas de reducción de emisiones de otros países", explicó.

Es así como el hidrógeno verde será clave para cumplir metas ambientales, como la de carbono neutralidad para 2050, pero también impulsará el desarrollo de nuevas competencias y de capital humano, e implicará diversificación productiva, creación de empleos y atracción de inversiones en distintas regiones del país.

El Ministro Jobet aseguró que el Gobierno está trabajando con distintos sectores políticos y ha involucrado a parlamentarios como al sector privado —más de 20 empresas están desarrollando en Chile proyectos piloto a partir de hidrógeno verde—. También ha incluido a la academia, a los gremios y a la sociedad civil, a través de decenas de ONG's y organizaciones sociales. "Queremos que esta no sea una causa de este Gobierno; queremos que sea una causa del país, con una mirada a largo plazo", concluyó.

La presentación de la estrategia nacional para el desarrollo del Hidrógeno Verde es presentada cuando Chile se prepara para acoger el próximo año dos reuniones ministeriales que buscan impulsar energías limpias: Clean Energy Ministerial (CEM) y Mission Innovation (MI).