Política Exterior
Programa de Trabajo para la Cooperación Ambiental Chile-Estados Unidos 2018-2020
Comparte :

Introducción

La Comisión Conjunta de Cooperación Ambiental (CCCA), establecida conforme al “Acuerdo de Cooperación Ambiental entre el Gobierno de la República de Chile y el Gobierno de los Estados Unidos de América”,  (en adelante los Gobiernos), por el presente define un Programa de Trabajo hasta 2020, inclusive, en el cual se establecen metas y objetivos específicos, así como ámbitos de cooperación que atienden las prioridades nacionales de cada gobierno.

Antecedentes

El 17 de junio de 2003, los Gobiernos firmaron un Acuerdo de Cooperación Ambiental (ACA). Con ello, los Gobiernos reconocieron la importancia de proteger el medio ambiente y promover el desarrollo sostenible conjuntamente con los lazos bilaterales de comercio e inversión ampliados conforme al Tratado de Libre Comercio (TLC) entre los Estados Unidos y Chile. 

El ACA estableció la Comisión Conjunta de Cooperación Ambiental, que tiene a su cargo el establecimiento y la formulación de programas de trabajo sobre el tema. Entre 2018 y 2020 los Gobiernos se proponen acrecentar la labor iniciada en trabajos anteriores de cooperación ambiental e intensificar el enfoque sobre ciertas prioridades, tales como la lucha contra el tráfico de flora y fauna silvestres y la pesca ilegal, no declarada y no reglamentada (IUU, por sus siglas en inglés), la contaminación y el agua. 

Metas del plan de trabajo

A través de la implementación de este Programa de Trabajo, los Gobiernos se empeñan por lograr las siguientes metas a largo plazo:

  • Cumplir con las obligaciones enumeradas en el Capítulo de Medio Ambiente del TLC;
  • Proteger y conservar el medio ambiente y los recursos naturales;
  • Educar sobre el medio ambiente, ser transparentes y lograr la participación del público en la toma de decisiones ambientales; y
  • Lograr una cultura de protección ambiental y cumplimiento de la legislación ambiental a través de, entre otras, la promoción de oportunidades económicas, medidas voluntarias para perfeccionar el desempeño ambiental y la creación de puestos de empleo.

Ámbitos prioritarios de cooperación

Este Programa de Trabajo se centra en los siguientes ámbitos prioritarios, con los correspondientes objetivos generales que se enumeran a continuación:

AFortalecimiento de la aplicación y el cumplimiento efectivos de la legislación y la normativa ambientales.

Objetivos: Fortalecer la aplicación  y el cumplimiento eficaces de la legislación y la normativa ambientales mediante el intercambio de información y experiencias sobre regímenes jurídicos y normativos y prestando apoyo a la elaboración de leyes, políticas, herramientas y prácticas en materia de observancia y cumplimiento, como el intercambio de información sobre estrategias de control del medio ambiente.

Posibles actividades:

  1. Intercambiar información y mejores prácticas sobre enfoques para disponer de una normativa ambiental eficiente respecto al control de la contaminación, la evaluación y el control de aguas dulces (entre ellas los humedales), tratamiento de aguas residuales, gestión de desechos peligrosos y sólidos, además de productos químicos tóxicos, y gestión de recursos naturales.
  2. Intercambiar información sobre observancia y cumplimiento eficaces de la legislación y la normativa ambientales (inspección, investigación y enjuiciamiento), entre otros sobre el tráfico de flora y fauna silvestres; facilitar el intercambio de información y mejores prácticas respecto a resoluciones judiciales que aplican la legislación y la normativa ambientales.
  3. Apoyar iniciativas nacionales y regionales para fortalecer la observancia y el cumplimiento de la legislación ambiental, entre otros, prestando apoyo a la Red Nacional de Fiscalización Ambiental, la Red Sudamericana para la erradicación del tráfico de especies silvestres, conservación y protección de la biodiversidad en América del Sur (WEN América del Sur) y la Red Latinoamericana de Fiscalización y Cumplimiento Ambiental, y cuando sea factible, la coordinación de dichas redes en temas de interés común.
  4. Intercambiar información y mejores prácticas sobre la emisión y revisión de permisos ambientales para instalaciones industriales y otras fuentes contaminantes, y sobre la evaluación y mitigación de su impacto ambiental.
  5. Intercambiar información y mejores prácticas sobre tecnologías y técnicas de control de la contaminación del aire, agua y deshechos, así como sobre otras tecnologías ambientales.
  6. Intercambiar información y mejores prácticas para combatir los deshechos costeros y marinos.
  7. Intercambiar información y mejores prácticas sobre la gestión del mercurio, dados los acuerdos ambientales multilaterales pertinentes como el Convenio de Minamata sobre el mercurio.
  8. Intercambiar mejores prácticas sobre la evaluación ex post de disposiciones ambientales en acuerdos comerciales.

B. Promoción de la conservación y la gestión sustentable e inclusiva de recursos naturales, entre ellos los servicios de biodiversidad y ecosistemas, áreas silvestres protegidas y otros ecosistemas ecológicamente importantes.

Objetivos: Promover y fomentar 1) la conservación y el uso sustentable de la diversidad biológica, incluidas plantas, animales y hábitats; 2) el uso y la gestión sustentables de los recursos naturales; y 3) la gestión efectiva de zonas protegidas terrestres y marinas y otros ecosistemas ecológicamente importantes.

 

Posibles actividades:

  1. Intercambiar información y mejores prácticas en la investigación y el enjuiciamiento de casos de tráfico de flora y fauna silvestres; facilitar enlaces entre entes y redes regionales de cumplimiento de legislación y normativa respecto a la flora y fauna silvestres.
  2. Intercambiar mejores prácticas para la conservación de recursos marinos vivos, entre ellas las relacionadas con la lucha contra la pesca IUU mediante, entre otras, la aplicación de la regla de importación de la Ley de Protección de los Mamíferos Marinos (MMPA, por sus siglas en inglés), medidas del estado rector del puerto (tal como se delinean en el Acuerdo FAO sobre medidas del estado rector del puerto destinadas a prevenir, desalentar y eliminar la pesca ilegal, no declarada y no reglamentada), y cooperar en actividades regionales de vigilancia para combatir la pesca IUU.
  3. Intercambiar información y mejores prácticas sobre la elaboración de una estrategia nacional para combatir el tráfico de flora y fauna silvestres y la explotación forestal ilícita, así como las medidas tomadas para aplicar la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES).
  4. Intercambiar enfoques para la detección remota de actividades forestales, inclusive de sistemas de alerta temprana, y tecnologías para rastrear la madera e identificarla, así como prevenir su comercio ilegal.
  5. Intercambiar mejores prácticas y realizar actividades de fortalecimiento de la capacidad respecto a la prevención de incendios forestales y la respuesta a ellos, inclusive los sistemas de detección temprana de incendios en zonas protegidas y la gestión de incidentes que involucre a entidades y comunidades de los sectores público y privado.
  6. Intercambiar información y mejores prácticas relacionadas con la reducción de las secuelas ambientales de los sectores minero, petrolero y del gas.
  7. Intercambiar mejores prácticas en la gestión de zonas marinas y terrestres protegidas, inclusive para elaborar planes de gestión para zonas protegidas de uso múltiple, el papel del sector público o privado (ONG y preservación), parques urbanos, acceso universal, fortalecimiento de la capacidad del personal e intercambio de personal.
  8. Apoyar los programas de la “Alianza de áreas protegidas” y acuerdos de hermanamiento de parques y refugios y Redes de áreas protegidas para fomentar la cooperación en la protección a largo plazo del patrimonio natural y cultural entre zonas protegidas marinas y terrestres estadounidenses y chilenas.
  9. Intercambiar información y mejores prácticas relacionadas con los aspectos ambientales de la acuicultura, entre otras, intercambio de datos, información sobre nuevas normativas y mejores medidas de detección y respuesta a las enfermedades.

C. Promoción de la educación ambiental, transparencia y participación de la sociedad civil en la toma de decisiones y el cumplimiento de la legislación y la normativa ambientales.

Objetivos: Intercambiar experiencias sobre la 1) participación pública en la toma de decisiones sobre temas ambientales; 2) mejora de la apertura y transparencia en la aplicación de normativas y programas; y 3) aplicación de estrategias y programas de educación ambiental.

Posibles actividades:

  1. Facilitar el intercambio de información a nivel nacional y regional para promover la participación inclusiva del público en la toma de decisiones y el cumplimiento de la legislación y la normativa ambientales.   
  2. Intercambiar experiencias en el trabajo con comunidades indígenas y locales para mejorar la gestión de los parques y las áreas protegidas, y la conservación de la biodiversidad y los hábitats mientras se gestionan los beneficios económicos de recursos naturales conexos.
  3. Apoyar las campañas de concientización pública y los programas para educar a las comunidades y a los jóvenes sobre temas ambientales, entre ellos la importancia de la aplicación de la CITES, la lucha contra el tráfico de fauna y flora silvestres, así como la protección y la conservación de la biodiversidad terrestre y marina.
  4. Apoyar la organización de la tercera versión del Campamento científico marino en Magallanes.

D. Promoción de una mejor calidad del aire y del agua a través de la adopción de políticas, mejores prácticas y tecnologías innovadoras eficaces para la gestión adecuada de los recursos naturales.

Objetivos: Fomentar la gestión de la contaminación del aire y del agua y la inversión en tecnologías para controlar su impacto en la salud pública y el medio ambiente, y trabajar con la empresa privada para elaborar y adoptar tecnologías de control adecuadas para gestionar y prevenir la contaminación.

Posibles actividades:

  1. Intercambiar información sobre nuevas tecnologías y técnicas para medir y analizar la calidad del aire y del agua y brindar apoyo técnico para elaborar y aplicar planes de gestión de la calidad del aire y del agua.
  2. Intercambiar información sobre las mejores prácticas y las nuevas tecnologías respecto a la gestión de los recursos hídricos.
  3. Fortalecer la capacidad científica y técnica para el análisis de la calidad del aire y del agua; catalizar las inversiones en infraestructura y servicios para la gestión de la contaminación; reforzar el marco de políticas mundial y regional para promover la cooperación respecto a la gestión de la calidad del aire y del agua.
  4. Mejorar la seguridad del agua a través del apoyo a la capacidad nacional y regional respecto a la gestión de los recursos hídricos cada vez más variables, al mismo tiempo que se prepara satisfacer las necesidades futuras.
  5. Trabajar a nivel nacional y regional para promover la adopción de prácticas y técnicas más limpias de producción en instituciones, entre ellas las pequeñas y medianas empresas, y fomentar la elaboración de prácticas ambientales adecuadas y la aplicación de tecnologías para el control de la contaminación en el sector privado.
  6. Intercambiar mejores prácticas a nivel regional en tecnologías para el control de la calidad del aire y del agua y políticas para abordar consecuencias de la contaminación del aire y del agua adversas para la salud pública.

Recursos

Los objetivos y las posibles actividades delineadas en este plan podrán actualizarse y modificarse en futuras consultas entre los Gobiernos, y la ejecución de las actividades depende de la disponibilidad de financiamiento y otros recursos.

Puntos de referencia, control y evaluación

Los Gobiernos reconocen que diversos organismos gubernamentales y grupos de la sociedad civil podrán participar en la ejecución de los programas y los proyectos establecidos en el presente Programa de Trabajo y que el organismo o el grupo que encabece la aplicación de un programa o proyecto específico debería responsabilizarse de la participación del público, la divulgación de información y el seguimiento del desempeño propio de ese programa o proyecto.

Con la definición más exacta de los programas, los proyectos y las actividades de cooperación conforme al Programa de Trabajo, los Gobiernos tienen la intención de identificar los indicadores y los puntos de referencia del desempeño a fin de medir de forma apropiada los avances realizados en el cumplimiento u otras formas de promover las metas y los objetivos de dichos programas, proyectos y actividades, y pretenden además facilitar la información pública acerca de ese progreso. En la medida en que los Gobiernos usan fuentes independientes de datos de control y evaluación para medir su progreso, tienen la intención de colaborar con esas otras fuentes para identificar los indicadores de desempeño y puntos de referencia aptos.

Los Gobiernos procurarán considerar el aporte de las organizaciones locales, regionales e internacionales pertinentes en relación con la cooperación en virtud del presente Programa de Trabajo.  Los Gobiernos también planean instar la participación pública en el establecimiento de metas y la puesta en práctica de la colaboración ambiental y divulgar información sobre las actividades realizadas conforme al presente Programa de Trabajo.

 

POR EL GOBIERNO DE LA                    POR EL GOBIERNO DE LOS

REPÚBLICA DE CHILE:                          ESTADOS UNIDOS DE AMÉRICA:

                                                                                                                                                         

Isauro Torres                                                Brian Doherty

Director de la Dirección de Medio              Director de la Oficina de Calidad Ambiental

Ambiente y Asuntos Oceánicos                   y Asuntos Transfronterizos