Sala de Prensa
Usted está en:  Portada  > Sala de Prensa
Jueves, 28 de marzo de 2019 
Conversatorio DISIN: “El riesgo del uso de las armas nucleares: alternativas para detener esta amenaza”
Comparte :

Imagen foto_00000004

El lunes 25 de marzo, la Dirección de Seguridad Internacional y Humana (DISIN) en conjunto con la Red de Seguridad Humana de América Latina y el Caribe, realizaron el Conversatorio "El riesgo del uso de las armas nucleares: alternativas para detener esta amenaza".

La actividad, que se efectuó en el Salón O´Higgins del Ministerio de Relaciones Exteriores, tuvo por objetivo reflexionar sobre la importancia de la eliminación total de las armas nucleares, las catastróficas consecuencias humanitarias que provocaría una detonación y la relevancia del Tratado de Prohibición de Armas Nucleares, abierto a la firma en septiembre de 2017 y que se constituye como el primer acuerdo multilateral aplicable a escala mundial que prohíbe íntegramente este tipo de arma de destrucción masiva.

Imagen foto_00000001

Participaron como expositores la Embajadora Gioconda Ubeda, ex Secretaria General del OPANAL; Cristian Wittmann, representante de SEHLAC y ICAN; Pedro Reveco, representante de la Cruz Roja Chilena y el Embajador Armin Andereya, Director de Seguridad Internacional y Humana y ex Representante Permanente ante los organismos de Naciones Unidas con sede en Viena.

La discusión se centró en los progresos que la comunidad internacional ha tenido para detener la amenaza de las armas nucleares. También se compartieron ideas sobre la relevancia del Tratado de No Proliferación Nuclear, piedra angular del régimen de no proliferación y desarme nuclear; del Tratado de Tlatelolco, primer instrumento internacional de carácter jurídicamente vinculante que prohibió las armas nucleares en una zona densamente poblada, y del Tratado de Prohibición Completa de los Ensayos Nucleares.

Imagen foto_00000002

Junto con lo anterior, se abordó la importancia del reciente Tratado de Prohibición de Armas Nucleares y el proceso desarrollado para buscar un cambio en el paradigma respecto a la seguridad, que pase desde la lógica de una "destrucción mutuamente asegurada", a poner al ser humano en el centro de la discusión y analizar las catastróficas consecuencias humanitarias que provocaría una detonación nuclear intencional, por accidente o por ensayo. También se discutió en profundidad sobre el rol de la sociedad civil y las organizaciones no gubernamentales en esta causa.

Los expositores compartieron la idea que el Tratado de no Proliferación Nuclear debe lograr un avance equilibrado en sus tres pilares: desarme, no proliferación y uso pacífico de la energía nuclear, y que el incremento de la sensación de frustración por parte de los estados no poseedores conllevó a la creación del Tratado de Prohibición de Armas Nucleares, como una manera de crear normas que en el largo plazo podrán convertirse en norma internacional. Concluyeron que el camino para lograr la entrada en vigencia de este Tratado será largo, pero es un paso concluyente en el camino de lograr jurisprudencia internacional sobre esta materia.