Sala de Prensa
Usted está en:  Portada  > Sala de Prensa
Jueves, 01 de diciembre de 2016 
Subsecretario Riveros clausura 15° reunión de la Convención de Ottawa
Comparte :

Imagen foto_00000003

El Subsecretario de Relaciones Exteriores, Edgardo Riveros, clausuró la 15° Reunión de los Estados Partes de la "Convención de Prohibición de Minas Antipersonal" o "Convención de Ottawa", que se desarrolló en Santiago entre el 28 de noviembre y el 1 de diciembre.

En la ocasión, el Subsecretario destacó la responsabilidad de Chile de presidir esta reunión, así como los trabajos de la Convención durante este año. "Esa labor la hemos realizado con una vocación de paz, de multilateralismo y cooperación; han sido días de trabajo positivo. Vemos nuevamente que los protagonistas de los trabajos de la Convención no son sólo Estados, los actores son múltiples y heterogéneos, lo que genera una comunidad preocupada de la protección de las personas", afirmó.

En este sentido, recordó parte del saludo que la Presidenta de la República, Michelle Bachelet, envió a los asistentes: "mi país ha adoptado la protección de las personas como uno de los ejes conductores de su Política Exterior multilateral". En ese sentido agregó que "Chile se enorgullece de haber intentado plasmar visiones que puedan generar una mejor coordinación de los diferentes capítulos de la Convención, de reforzar un necesario y siempre importante enfoque de género, de aprender de la experiencia de países amigos, como Colombia, en su esfuerzo, junto a la posibilidad de replicar en otros países afectados con el apoyo de la comunidad internacional".

El Subsecretario resaltó los avances desde que entrara en vigor la Convención. "Los Estados aquí presentes reiteramos nuestro compromiso por la protección de las personas y por alcanzar un mundo libre de minas antipersonal para el año 2025. Esa meta es una aspiración realizable. Nuestras responsabilidades como Estados no se extinguen después del 2025, debemos seguir trabajando para reinsertar debidamente en nuestras sociedades a las víctimas inocentes de estas armas de efecto indiscriminado", enfatizó.

Desde el punto de vista de las obligaciones que esta Convención impone a los Estados Parte, la autoridad nacional indicó que Chile "seguirá en la vía, sin descanso, para desminar el territorio nacional, a pesar de las condiciones climáticas extremas que prevalecen en las áreas minadas y con el imperativo de preservar en todo evento la seguridad de los desminadores. Seguiremos promoviendo la cooperación y la asistencia, facilitando el establecimiento de asociaciones, coordinándonos con otros instrumentos internacionales y compartiendo información actualizada sobre la asistencia disponible (ayuda financiera, equipos, conocimientos técnicos y experiencia) para ayudar a los Estados Parte en el cumplimiento de sus obligaciones bajo la Convención."

Finalmente agradeció a los representantes de los Estados Parte; a las organizaciones de la sociedad civil; a los Estados no parte y a los Observadores, por su aporte, trabajos y deliberaciones, en aras de construir un mundo libre de minas anti-personal.