Sala de Prensa
Lunes 3 de noviembre de 2008  
Presidentes suscribieron Declaración de San Salvador
Comparte :
Imagen de la Cumbre en El Salvador

La Troika de la Cumbre Iberoamericana de El Salvador la conformaron los representantes de El Salvador, Chile y Portugal.

 

Las Jefas y los Jefes de Estado y de Gobierno de los veintidós países miembros de la Comunidad Iberoamericana suscribieron la Declaración de San Salvador, con ocasión de la XVIII Cumbre Iberoamericana, realizada en la capital de El Salvador, entre el 29 y el 31 de octubre.

 

La XVIII Cumbre Iberoamericana se congregó bajo el tema "Juventud y Desarrollo", considerando la importancia que reviste para el presente y futuro de las naciones atender las necesidades de la juventud, "como protagonista y beneficiario del desarrollo y de políticas públicas", señala la Declaración de San Salvador.

 

Chile participó en el encuentro como integrante de la Troika de la Cumbre (en atención a que el año pasado le correspondió acoger a esta instancia), junto a El Salvador y Portugal (que organizará la versión XIX de la Cumbre).

 

La Presidenta de la República, Michelle Bachelet, resaltó en la jornada de clausura de la XVIII Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno que se desarrolló en El Salvador el compromiso de todos los Mandatarios para enfrentar las consecuencias sociales de la crisis financiera mundial.

Sostuvo que "hay una convicción muy profunda y un compromiso de los Presidentes de los 22 países de Iberoamérica de tomar medidas tales como proteger el empleo y la inversión. Es decir, no caer en el pánico y buscar todos los mecanismos para que la inversión pueda seguir llegando y produciendo entre nuestros países".

 

La Mandataria reafirmó la necesidad de "garantizar que haya disponibilidad de financiamiento para las actividades productivas. Es decir, para ir en apoyo a las pequeñas y medianas empresas, a las Pymes, que son las que generan más empleo".

 

Añadió que se debe "evitar el desplome social, a través de políticas sociales importantes", explicando que cada país tiene presupuestos específicos, pero que es fundamental que dichas políticas "sigan estando en el medio de los presupuestos de nuestros países para ir en apoyo de quienes van a sufrir el daño de una situación de recesión económica global que impacte también en Iberoamérica", aseveró.

 

En este marco, destacó la entrega de un documento formal que será llevado a la próxima reunión del G-20 que se realizará en noviembre en Washington, donde participarán en representación de América Latina, Argentina, Brasil, México y además España. Explicó que en dicho texto se plantea la necesidad de garantizar y mejorar la liquidez, mediante instrumentos específicos de los sistemas internacionales, "de manera que, tanto los bancos en Iberoamérica como las empresas, puedan contar con liquidez y, por ende, continuar invirtiendo y no tener que posponer inversiones en el futuro".

 

Sostuvo que "en esta reunión del G-20 se tiene que hacer un llamado a aquellas economías emergentes, que tienen una enorme cantidad de reservas, para que se pongan a disposición de los países que van a estar en dificultad", agregando que es fundamental la presencia de España en estas discusiones.

 

La Jefa de Estado aseguró que también existe el compromiso de varios gobernantes de asistir a la reunión de Doha, en diciembre, a fin de "discutir cuáles pueden ser los nuevos mecanismos de financiamiento que no sólo puedan garantizar los Objetivos del Milenio, sino que justamente puedan evitar este desplome social".

 

Del mismo modo, recordó que se han planteado medidas específicas, como los derechos especiales de giro del Fondo Monetario Internacional, para que "aquellos países que se han portado bien y que han seguido las políticas, pero que van a tener el efecto sobre su economía por esta crisis, puedan recibir recursos cuando su desarrollo vaya hacia abajo, es decir, puedan recibir recursos adicionales del Fondo Monetario Internacional".

 

Agregó que otras iniciativas, que también se debatirán en Doha, dicen relación con la lucha contra la evasión de los impuestos y regular el tema de los llamados paraísos fiscales, "porque hay una cantidad de recursos que están en la región, pero que no están llegando donde deben para poder hacernos cargo de los problemas de nuestra gente", manifestó.

 

Finalmente, la Presidenta Bachelet valoró las amplias coincidencias de los Mandatarios asistentes a la Cumbre Iberoamericana para enfrentar esta coyuntura económica, subrayando que "hoy día hay que actuar urgentemente para impedir que esto provoque un desplome social".


Encuentro con artistas de la Fundación ALAS

 

Tras la clausura de la Cumbre, la Mandataria sostuvo un encuentro con los artistas Shakira, Alejandro Sanz y el vocalista del grupo Maná, Fer, entre otros, que forman parte de la Fundación ALAS, movimiento dedicado a luchar contra la pobreza de los niños y niñas latinoamericanos, integrado por músicos, intelectuales y líderes empresariales que apoyan programas de desarrollo infantil en la región.

 

En relación a este tema, destacó que su gobierno ha hecho, desde el primer día, una apuesta por la educación preescolar y que comparte plenamente estos objetivos. "Hemos triplicado la oferta pública que había desde hace 30 años en nuestro país en salas cunas y jardines infantiles y hemos iniciado un programa que se llama Chile Crece Contigo", puntualizó.

 

Al respecto, dijo que este tipo de iniciativas "son esenciales para el desarrollo, no solo de sociedades más igualitarias y más justas, sino también más sanas y más humanas, que es para lo que al menos yo entré en la política; para lograr que nuestros niños puedan tener un futuro mejor".

 

Añadió que "como Presidenta de Chile, pero también como mujer, madre y pediatra, soy una convencida que la desigualdad parte desde la cuna. Y si uno no logra entregar efectivamente los elementos desde los primeros días, es muy difícil más adelante pasar sobre todos los obstáculos que la vida de nuestra América Latina le van presentando a los niños y luego a jóvenes y adultos".