Sala de Prensa
12 de octubre de 2011, INACH, Punta Arenas  
Subsecretario de Relaciones Exteriores de Chile, Embajador Fernando Schmidt:
Palabras en la clausura del simposio "Ciencia, medioambiente y logística antártica. La experiencia internacional".
Comparte :

Sr. Arturo Storaker Molina, Intendente Regional de Magallanes y Antártica Chilena,
Concejal Sr. Emilio Bocazzi, representante del Alcalde de la Ilustre Municipalidad de Punta Arenas,
Sr. Ulises Morales, representante de la Gobernación Provincial de Magallanes.
General de Brigada Sr. Luis Felipe Zegpi Pons, Comandante en Jefe de la Va. División de Ejército y Guarnición Militar Austral,
Vicealmirante Sr. Rafael González Rosenqvist Comandante del Comando Conjunto Austral y Comandante en Jefe de la III Zona Naval,
Comandante de Grupo Sr. Sergio Romero Thiel, representante de la Comandancia en Jefe de la IV Brigada Aérea
Dr. José Retamales Espinoza, Director Nacional del Instituto Antártico Chileno
Señores Secretarios Regionales Ministeriales
Señores Directores de Servicios Públicos
Señores Consejeros Regional
Señores Cónsules de Italia, Gran Bretaña y Argentina.
Representantes de la comunidad científica, y mundo empresarial antártico y regional.
Funcionarios del Instituto Antártico Chileno.

 

Muy buenas tardes.

 

Es para mí un placer tener la oportunidad de dirigirme a todos ustedes con ocasión de la clausura del simposio "Ciencia, medioambiente y logística antártica. La experiencia internacional". Mi presencia en esta ceremonia obedece a la máxima importancia que los temas antárticos poseen para este Gobierno. Desde los inicios del siglo XX, la política antártica nacional ha estado orientada fundamentalmente a la consolidación y fortalecimiento de los derechos soberanos de Chile en la Antártica; a prevenir controversias internacionales que pudiesen afectar la paz y convivencia en el continente; y, desde la firma del Tratado Antártico en 1959, a la promoción de los principios que establece dicho instrumento y a la consolidación del sistema internacional derivado del mismo.

 

Los esfuerzos antárticos de la Cancillería, a través de su Dirección de Antártica en Santiago y del Instituto Antártico en Punta Arenas, se enmarcan dentro de una estrategia país. Junto con aumentar la cantidad y calidad de nuestros proyectos científicos, lo que se pretende es que la temática Antártica pueda servir como un puntal para el desarrollo de la Región de Magallanes y Antártica Chilena. El aumento de la actividad científica internacional, asociada a nuevas áreas del conocimiento, y las diversas modalidades de turismo y exploración han renovado el interés mundial por el Continente Blanco. En ese escenario, las características geográficas del extremo sur de Chile son privilegiadas. Actualmente, 15 de los 28 Programas Antárticos Nacionales utilizan a Punta Arenas como su principal vía de acceso a la Antártica. Dentro de la Península Antártica se ubica la mayor cantidad de bases científicas internacionales, las cuales ocupan las instalaciones portuarias de Punta Arenas para realizar labores de abastecimiento y aprovechan la vía aérea que existe entre esta ciudad y el aeródromo Teniente Marsh en la isla Rey Jorge.

 

Es por ello, que la actividad científica internacional representa una gran oportunidad de crecimiento para la región, en cuanto a sus requerimientos de logística asociada, como transporte, combustible, pertrechos, aprovisionamiento de naves y entretenimiento, entre otros.

 

Todas estas circunstancias generan el desafío de aumentar las capacidades de servicios en Magallanes, de materializar inversiones que atraigan nuevos usuarios y fidelicen a quienes actualmente realizan sus operaciones a través de la zona. No obstante el interés que actualmente existe por visitar la Antártica, y los elevados réditos que arroja la industria turística antártica en otros países, el fomento del turismo a través de la Región de Magallanes y Antártica Chilena sigue siendo un tema pendiente. Dotar a esta zona de las herramientas para hacerla competitiva con otras ciudades es ciertamente una labor de Gobierno, pero también es un área en la cual el sector privado tiene mucho que aportar. La reciente aprobación de la Ley que permite el funcionamiento de casinos en los cruceros que navegan en aguas nacionales constituye un impulso importante, pero aún queda mucho camino por hacer.

 

Nuestra visión es que debe existir un equilibrio entre el uso sustentable de los recursos naturales antárticos y la protección del medio ambiente. En ese sentido, valoramos el aumento de proyectos científicos que año a año ha propiciado el Instituto Antártico e incentivamos una política de turismo antártico controlado. Sin embargo, todas esas actividades deben ser desarrolladas de una manera amigable con el medio ambiente, a fin de no alterar el frágil equilibrio que soporta nuestro ecosistema.

 

El título de este seminario "Ciencia, medioambiente y logística antártica. La experiencia internacional" revela en si mismo la complejidad y multidimensionalidad del quehacer antártico. La intención de abordar estos tres aspectos de manera conjunta me parece una decisión sumamente acertada, ya que con frecuencia se olvidan las ventajas de analizar de manera simultánea temas que se encuentran estrechamente relacionados, enriqueciendo el análisis desde una perspectiva global e internacional. En ese sentido, aplaudo la iniciativa del Instituto Antártico de realizar este tipo de seminarios, que permiten compartir prácticas con otros países que, al igual que Chile, cuentan con una vasta experiencia polar.

 

Al respecto, quisiera aprovechar de saludar y agradecer la presencia de dos expertos internacionales en temas medioambientales y logísticos antárticos, la Dra. Sandra Potter, de la División Antártica Australiana, y el Dr. Antoine Guichard, Consultor Internacional y ex Secretario Ejecutivo del Consejo de Administradores de Programas Antárticos Nacionales. Es de esperar que su presencia sea una inspiración en nuestro afán de potenciar las capacidades de Magallanes en el ámbito logístico antártico, considerando los desafíos medioambientales que se encuentran asociados a la actividad polar.

 

Muchas gracias.