Sala de Prensa
Usted está en:  Portada  > Sala de Prensa
Lunes, 02 de mayo de 2016 
El pabellón será instalado en Temuco y albergará un Centro Cultural y de Comercio Justo.
Pabellón chileno en Expo Milán se convertirá en Centro Cultural en la Región de la Araucanía
Comparte :

Imagen foto_00000003

 

El ministro de Relaciones Exteriores, Heraldo Muñoz, acompañado por el intendente de la Región de la Araucanía, Andrés Jouannet; el director general de la Direcon, Andrés Rebolledo, y el comisionado chileno para la Expo Milán, Lorenzo Constans, dio a conocer el proyecto seleccionado por la Presidenta Bachelet para la instalación en Chile del pabellón de la Expo Milán 2015.

La estructura se trasladará a la Región de la Araucanía, donde albergará a un Centro Cultural y de Comercio Justo. Éste se emplazará a un costado del cerro Ñielol, en la ciudad de Temuco, en un terreno de 5.000 m2, junto a importantes edificios públicos, entre ellos la Contraloría Regional. Será administrado por la Intendencia de la Araucanía y tendrá como socio estratégico a la Cámara de Comercio Mapuche.

"Estamos muy satisfechos por la oportunidad de traer este Pabellón de Chile ante la Expo Milán de vuelta al país. El pabellón, dedicado a la alimentación, al amor de Chile, según el poema de Raúl Zurita, fue visitado por más de 1.200.00 personas durante los seis meses que duró la Feria y los productos de Chile fueron un enorme éxito", señaló el Canciller Muñoz.

"Hicimos un concurso para ver dónde se quedaba y recibimos presentaciones muy buenas presentaciones, de muchas regiones. Al final llegamos a una lista corta y con la Presidenta se decidió que el ganador era la Intendencia de la Araucanía", explicó el ministro. Añadió que se espera que pueda estar instalado antes de fin de año.

Por su parte, el intendente Andrés Jouannet destacó que para la región es "una muy buena noticia poder tener el Amor de Chile, es decir el pabellón que representó a todo Chile en la Expo Milán. Nuestra propuesta, el concepto de comercio justo, es un tema muy poco desarrollado en Chile, teniendo tan buenas artesanías, y para qué decir en la Araucanía".

Resaltó que será instalado "al lado del cerro Ñielol, que es emblemático para la historia de Chile y para la historia de la región, en un contexto cultural, pues va a estar cerca de donde se construirá la casa de Neruda, de la feria de Temuco, del mercado de frutas y verduras, y también cerca del Ateneo Literario, donde se juntaban Pablo Neruda y Gabriela Mistral. Asimismo, destacó que el "nuevo Centro será un espacio de encuentro intercultural, donde podremos relevar nuestra cultura, nuestros ancestros, nuestra identidad mapuche y la evolución cultural que ha habido en la región".

En tanto, el comisionado para la Expo Milán, Lorenzo Constans, recordó que "el interés de traer el pabellón de vuelta a Chile estuvo desde sus inicios. De hecho su arquitectura fue pensada para ser desarmado y ubicado en otro lugar. A partir de entonces el interés de varias regiones se hizo notar y creo que es muy bueno para la región y para el país poder traer este edificio y que los chilenos puedan conocerlo y hacerlo propio".

El 24 de mayo se devolverá oficialmente a la organización de la Expo el terreno donde estuvo instalado el pabellón chileno. Ya fueron embarcados hacia Chile los 46 containers que trasladan el pabellón en su totalidad, de los cuales 25 ya llegaron al puerto de San Antonio y se espera que a fines de mayo llegue el resto.

Pabellón de la Expo Milán

La estructura de madera de pino radiata de 2000 metros cuadrados fue obra del arquitecto Cristián Undurraga y del creativo Eugenio García. Quiso reflejar en su contenido la cadena de afectos que existe desde quien siembra un alimento, lo cosecha, lo transporta, lo cocina, hasta que llega a la mesa de Chile y de muchos rincones del mundo.

El pabellón, que deslumbró en la muestra internacional, obtuvo la distinción Silver en la categoría Arquitectura y Paisaje para los pabellones de hasta 2000 metros cuadrados, entregada por el BIE, Bureau Internacional Exhibitions. Además recibió Mención Honrosa por el Consejo Nacional de Arquitectura de Italia.

Este reconocimiento se suma al que recibió en tres de las cuatro categorías de los premios en sustentabilidad dentro del programa "Towards a Sustainable Expo" realizado por el Ministerio del Medio Ambiente de Italia, el Politécnico de Milán y la organización general.

Más de 600 actividades se realizaron durante los 6 meses de la muestra. Música, danza, cocina, artesanía, gastronomía típica, astronomía, catas de vino, seminarios, cine, entre muchas otras, fueron parte de una agenda que fue clave en el éxito del pabellón. En su tienda se vendieron más de 100 mil productos y en el restaurant se sirvieron casi 300 mil platos.