Sala de Prensa
27 de octubre de 2011, Salón Panorámico, Ministerio de RR.EE.  
Intervención del Subsecretario Fernando Schmidt durante:
Lanzamiento de la serie documental "Terra Incógnita"
Comparte :

Señor Mauro Valdés, Director Ejecutivo de Televisión Nacional de Chile,

Excelentísimos miembros del Cuerpo Diplomático,

Señores Directores del Ministerio de Relaciones Exteriores,

Señores Directores de Televisión Nacional de Chile,

Estimados representantes de los Operadores Antárticos nacionales

Señor Cristobal Guzmán, Productor Ejecutivo y guionista de la serie "Terra Incógnita",

Invitados especiales,

Amigos y amigas.

Muy buenas tardes

 

Es para mí un placer tener la oportunidad de dirigirme a todos ustedes con ocasión del lanzamiento de la serie documental, "Terra Incógnita". Mi presencia en esta ceremonia obedece a la máxima importancia que este Gobierno le otorga a la temática Antártica. Desde los inicios del siglo XX, la Política Antártica Nacional ha estado orientada a la consolidación y fortalecimiento de los derechos soberanos de Chile en la Antártica; a prevenir controversias internacionales que pudiesen afectar la paz y convivencia en el continente; y, desde la firma del Tratado Antártico en 1959, a la promoción de los principios que establece dicho instrumento y a la consolidación del sistema internacional derivado del mismo.

 

El pasado mes de abril se realizó en Puerto Williams la cuadragésima octava reunión del Consejo de Política Antártica, instancia que no se convocaba desde el año 2007. En dicha reunión, a la que asistieron 4 Ministros de Estado, los Comandantes en Jefe de las tres ramas de las Fuerzas Armadas, Subsecretarios, Parlamentarios de la Región de Magallanes y Antártica Chilena, el Intendente de la XII Región, el Gobernador de la Provincia Antártica Chilena, diversos Secretarios Regionales Ministeriales y representantes del mundo privado, entre otras personalidades, se aprobó el Plan Estratégico Antártico 2011 - 2014. En dicho documento, cuyo objetivo es guiar la actividad nacional en el Continente Blanco durante los próximos 3 años, se estipula que una de las prioridades es la generación de cultura e identidad antártica. Para ello se considera relevante incentivar estudios, publicaciones y postgrados en materias antárticas; aumentar la difusión de la vinculación de Chile con la Antártica en la imagen país y en la oferta turística; incorporar dicha temática en los planes educacionales; y realizar campañas de difusión a nivel nacional que subrayen la actividad científica, cultural y logística que realiza nuestro país en el Continente Helado, entre otras iniciativas.

 

El evento que hoy nos reúne se vincula directamente con lo que les acabo de mencionar. La serie documental "Terra Incógnita" constituye un excelente aporte a nuestro trabajo de difusión, repasando importantes pasajes de la historia Antártica y de las actividades que Chile actualmente desarrolla en dicho continente. Este trabajo, que coincide con la conmemoración de los 50 años de la entrada en vigencia del Tratado Antártico y con los 100 años desde la llegada de la primera expedición al Polo Sur, es un magnífico ejemplo del tipo de acciones que nos interesa apoyar y difundir, ya que aporta significativamente a la creación de una identidad antártica nacional. Por esta razón felicito la iniciativa del señor Antonio Molina, director de la serie, que lamentablemente no nos pudo acompañar, y del señor Cristóbal Guzmán, Productor Ejecutivo y guionista de "Terra Incógnita", quien hoy lo representa.

 

El documental "Terra Incógnita" es fruto del arduo trabajo de todo un equipo. Para su materialización se requirieron 4 viajes al Continente Antártico, realizados por vía aérea, gracias al apoyo de la Fuerza Aérea de Chile y de aerovías DAP, y marítima, con la ayuda del rompehielos Oscar Viel de la Armada de Chile y del buque Las Palmas de la Armada española. Este hecho, trivial en otras circunstancias, resalta uno de los principios fundamentales consagrados en el Tratado Antártico, la cooperación internacional. En las hostiles condiciones que imperan en la Antártica, la actividad humana es posible sólo gracias a la mutua colaboración entre los diversos países que allí operan, hecho que estimamos queda plasmado en el documental.

 

Quisiera saludar a Televisión Nacional de Chile y al Consejo Nacional de Televisión por su apoyo a este tipo de proyectos, pues contribuyen a fomentar la toma de conciencia por parte de la población chilena en el sentido que nuestro país posee una proyección antártica, sustentada en una vocación por la paz, la ciencia y la protección del medio ambiente. Es de esperar que la emisión de la serie motive una mayor participación de la empresa privada en este tipo de iniciativas.

 

Me gustaría referirme brevemente al aumento de la actividad científica nacional durante los últimos años. Desde el 2005 a la fecha el Instituto Antártico Chileno, dependiente de este Ministerio, ha cuadruplicado el número de proyectos que se ejecutan anualmente. Ejemplo de ello es que durante la temporada 2010 - 2011 fue posible apoyar a un total de 55 proyectos, de los cuales 34 se materializaron en la Antártica y 21 trabajaron en base a muestras previamente recolectadas, lo que constituye un record para la actividad científica antártica nacional. Este incremento, que no sería posible sin el apoyo de todos los operadores antárticos nacionales, es otra muestra de la relevancia que la temática antártica posee para esta Cancillería y una clara señal de la inseparable vinculación de Chile con el Continente Blanco. Es por esta razón que para fines del mes de noviembre tenemos contemplado realizar la segunda reunión anual del Consejo de Política Antártica. En ella esperamos incorporar un mayor número de actores, provenientes del sector público y privado, a fin de abarcar la mayor cantidad de ámbitos vinculados con nuestro quehacer antártico. Quisiera también agradecer la contribución del INACH al logro de este proyecto, que los recogió en su base Escudero en isla Rey Jorge y fue uno de los impulsores para la continuación de éste.

 

Para finalizar, quisiera destacar el apoyo brindado por esta Cancillería para la materialización del documental "Terra Incógnita". La valiosa ayuda del entonces Departamento Antártico, hoy convertido en Dirección; los conocimientos aportados por el Embajador Oscar Pinochet de la Barra, quien hoy no nos ha podido acompañar, pero tenemos a sus dos hijos en su representación, y por el Embajador Jorge Berguno Barnes, representado en la presente ceremonia por su viuda y 2 de sus hijos; Es gracias a la conjunción de estos y muchos otros esfuerzos, que el camino emprendido por el señor Antonio Molina en el año 2007 pudo finalmente llegar a buen puerto.