Sala de Prensa
Martes, 04 de octubre de 2011 
Señor Subsecretario de Relaciones Exteriores de Chile, Embajador Fernando Schmidt
Intervención en lanzamiento del libro «Estudio para una Monografía de la Flora Vascular del Archipiélago Juan Fernández. Joyas Verdes en el Océano»
Comparte :

Amigas y amigos:

 

Con gran atención he escuchado a quienes me han precedido.

 

Quisiera recalcar la enorme trascendencia que reviste para nuestro país contar con una institucionalidad cultural comprometida con el rescate patrimonial de todas nuestras regiones. En este mismo espíritu, desde el primer día contamos con la DIRAC apoyando y acompañando a los investigadores hasta llevar a feliz término esta iniciativa.

 

Estamos ante una investigación científica no sólo de gran rigor y valiosa metodología, sino también de una gran belleza en su presentación, enfoque integral que sin duda merece esta "joya" insular que tenemos en el Océano Pacífico. Podemos decir que este trabajo cumple el objetivo de subrayar la doble característica de un ecosistema como el del Archipiélago Juan Fernández: su excepcional riqueza pero también su alarmante fragilidad.

 

Los autores han manifestado que este archipiélago es a la flora lo que Galápagos es a la fauna en términos de diversidad y patrimonio natural. Creemos que estas características únicas, esta irremplazable especificidad, deben constituirse en uno de los principales ejes orientadores del necesario desarrollo para Juan Fernández. Un desarrollo basado en la responsabilidad que conlleva preservar adecuadamente una reserva de la biosfera para las generaciones venideras y -a la vez- cautelar el bienestar integral de sus habitantes. Ambas consideraciones de ninguna manera son incompatibles, como se desprende también del estudio que se nos presenta hoy.

 

En reconocimiento a los valiosos servicios prestados a nuestro país, Philippe Danton y Christophe Perrier recibieron la condecoración de la Orden Bernardo O ´Higgins en el grado de Oficiales, máximo honor que nuestro país concede a los extranjeros que le han prestado señalados aportes a la patria. La ceremonia de imposición de esta condecoración fue presidida por nuestro Embajador en Francia durante la Feria Pollutec el año recién pasado.

 

Abundan razones para acrecentar nuestra atención, sobre todo cuando se trata de ecosistemas delicados como éste y tantos otros reductos que existen en Chile. Un país cuyo carácter de "Finis Terrae"- que no pocas veces consideramos como una dificultad - nos ha traído también ventajas de todo tipo, como son los ecosistemas únicos en flora y fauna: desde la Pampa del Tamarugal -en el seco desierto nortino- hasta en los bosques situados en los confines sub antárticos de Magallanes y Tierra del Fuego.


Cada día la humanidad toma una mayor conciencia sobre el valor del patrimonio natural que existe en la Tierra, un legado de la Creación que queremos preservar, no sólo para que otras generaciones puedan conocer estas riquezas naturales, sino para enseñarnos a nosotros mismos nuevas modalidades de desarrollo armónico y sustentable. Chile debe ser capaz de aportar iniciativas planetarias trascendentes para garantizar el futuro de la vida en el planeta.

 

Estos trabajos serán continuados por la legión de científicos y especialistas que cada vez mas se adentran en nuestra geografía para profundizarla y desentrañar sus fascinantes misterios, y pueden hacerlo gracias a una institucionalidad comprometida con sus metas y propósitos que son también los nuestros.

 

Como ya se ha desatacado el trabajo de Philippe Danton y Christophe Perrier es, además de una obra de gran valor científico, que contribuye a acrecentar el conocimiento humano sobre la naturaleza y sus modalidades de despliegue y propagación en ambientes aislados; también es un llamado de alerta, el toque de un gran Gong, que esta vez nos invita a cuidar cada vez más cabalmente nuestro territorio y a salvar su diversidad, su belleza y paisaje natural.

 

Este archipiélago ya está grabado con lágrimas por las tragedias de todo orden que lo han afectado en poco tiempo. Al abordar su desarrollo a partir de un enfoque integral y sustentable -aprovechando las características únicas e irrepetibles de ese bellísimo archipiélago- no sólo podremos ganar muchísimo para Chile, sino también aprender a convivir cada día más sabiamente con la naturaleza y, por ende, disminuir los riesgos de tan lamentables eventualidades, como un homenaje a todas las victimas que alcanzaron el más allá amando profundamente este mágico trozo de nuestra tierra y nuestro mar. Para todos ellos también va nuestro más sentido recuerdo.

 

Muchas gracias.