Sala de Prensa
Usted está en:  Portada  > Sala de Prensa > Cancillería en Medios
Madrid, 23 de marzo de 2015 
ABC.es
Heraldo Muñoz: "No cabe la mediación del Papa Francisco en nuestro conflicto con Bolivia"
Comparte :

El Gobierno de Evo Morales ha demandado a Chile ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya por el acceso soberano al océano Pacífico
Por:  JOSÉ RAMÓN LADRA

 

Imagen foto_00000002
El ministro de Relaciones Exteriores de Chile, Heraldo Muñoz, durante la entrevista con ABC
La guerra de los cien años se libra actualmente en América Latina. Tras perder la costa en la contienda contra los chilenos de finales del S. XIX (1879-1883), Bolivia demanda desde entonces una salida soberana al Pacífico, pese a que en 1904 ambos estados firmaran el Tratado de Paz y Amistad, sobre el derecho de libre tránsito de mercancías bolivianas hacia y desde puertos en el Océano.

Este eterno conflicto vive en los últimos años una nueva etapa después de que el presidente boliviano, Evo Morales, haya llevado este caso a la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya, reclamando una negociación de «buena fe» con su vecino y enemigo histórico. Todo ello, tras numerosas intentonas de Bolivia por recuperar los 400 kilómetros de costa que perdió en la guerra.

En este escenario, el ministro de Relaciones Exteriores de Chile, Heraldo Muñoz, del gobierno socialista de Michelle Bachelet, ha cruzado el Atlántico para reunirse en París con los abogados que defienden los intereses chilenos en La Haya, y almorzar con su homólogo español, José Manuel García-Margallo, en Madrid. Muñoz atiende a ABC en la Casa de América de la capital de España para abordar el proceso abierto por sus vecinos bolivianos.

—¿Cuáles son los argumentos de Chile frente al CIJ?

—Nosotros creemos que el Tribunal de La Haya no es competente tras la firma del Tratado de 1904, que ha sido válido durante 110 años. Por otro lado, lo que busca Bolivia es una negociación con un resultado predeterminado que no es otro que Chile le ceda soberanía, y esto va en contra de la fijación de fronteras de 1904.

—El anterior gobierno de Bachelet negoció con Bolivia a este respecto, ¿se está siguiendo la misma agenda?

—Es un punto diferente, puesto que Bolivia ha presentado una demanda ante La Haya y cuando a uno lo demandan se tiene que defender. Así que no vamos a hablar del tema marítimo a nivel bilateral, pero estamos dispuestos a negociar otros puntos. Creo que aquí ha habido un error histórico, hoy día Bolivia podría estar conversando con Chile sobre todos los temas, pero estamos enfrentados en La Haya y además con una constatación lastimosa: los pueblos se han alejado en una campaña lastimosa para Chile, se ha abierto una gran distancia y eso es malo entre vecinos con puntos en común.

Bolivia ha tratado de desconocer la vigencia del tratado o cambiarlo mientras que Chile ha respetado lo pactado. Esto significa que Bolivia tiene acceso al mar pero no soberano, como sucede con el puerto de Arica. Evidentemente, cuando se demanda una negociación de límite va contra los tratados, pero no es nuevo, ya lo hizo ante la Liga de las Naciones.

—¿Chile no da su brazo a torcer para llegar a algún acuerdo?

—Chile va a respetar los tratados y Bolivia debe respetarlos igual. Es una demanda lamentable que abusa del sistema jurídico internacional y nos corresponde defendernos.

—¿Teme la intermediación del Papa Francisco, que visitará Bolivia en julio de este año?

—Su santidad el Papa sabe muy bien que este no es un caso ni para la mediación formal ni para la informal, porque necesitaría que las dos partes estén de acuerdo, y nosotros no lo estamos. Su santidad tiene muy clara la postura de Chile.

—Se ha desatado una guerra mediática...

—No hay guerra de ningún tipo, pero cada país hace lo necesario para defender sus intereses, y lo necesario en cuanto a una estrategia diplomática. Bolivia ha seguido una política comunicacional, y por eso mismo hemos lanzado un vídeo para que no exista solo una visión y que la opinión pública pueda conocer este asunto.

—A Bolivia se le ha sumado Perú, que acusa de espionaje a Chile y ha retirado su embajador de Santiago, ¿su país está aislado en la zona?

Chile guarda una estrecha relación con Argentina, como nunca antes, y además estamos tomando un papel constructivo en Venezuela. Con respecto a Perú confiamos en sortear este episodio.

—¿La presidenta Bachelet intercederá por Leopoldo López y otros presos políticos en Venezuela?

-Queremos ser de utilidad a Venezuela. Promotores del diálogo entre gobierno y oposición, de hecho la idea del acercamiento surgió de Chile; se avanzó en algunos aspectos pero se estancó. Promovemos un entendimiento, el respeto a los Derechos Humanos y a la democracia en Venezuela y ese es nuestro planteamiento.

—¿El Gobierno de Chile pedirá investigación internacional por la muerte del fiscal argentino Alberto Nisman?

—No es un caso que nos competa a nosotros; dejemos actuar a la justicia argentina.

—Cientos de jóvenes españoles han ido a buscar trabajo a Chile durante la crisis, pero muchos de ellos se encuentran allí en situación irregular, ¿son perseguidos por las autoridades?, ¿se va a buscar una solución?

—Es cierta esa situación. Estamos justamente trabajando en eso, en una negociación para facilitar que los españoles vengan sin dificultad. En el Gobierno estamos tratando de reformar nuestra ley de migraciones, para adaptarla a esta realidad, de que muchos extranjeros, como los españoles, quieren venir a Chile.

 

Fuente: ABC.es