En 2018, Chile se benefició con US$ 6 millones en 17 proyectos de cooperación internacional en medioambiente, recursos naturales y energía
Además, 45 países fueron beneficiados por la cooperación chilena, destinada principalmente a América Latina y El Caribe, según Cuenta Pública de la AGCID.
Comparte :

Imagen foto_00000003

Con la presencia de embajadores, directores de las distintas divisiones del Ministerio de Relaciones Exteriores, representantes de organismos internacionales, públicos y de la Sociedad Civil, el Director de la Agencia Chilena de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AGCID), Embajador Juan Pablo Lira, presentó la Cuenta Pública 2018, donde destacó el rol de Chile en instalar un debate sobre los criterios utilizados por el Comité de Ayuda al Desarrollo de la OCDE, para dejar fuera a ciertos países de recibir cooperación internacional, entre ellos Chile.

“Hemos logrado que se comience a usar una nueva denominación que es ‘Desarrollo en Transición’, a la que nos adscribimos como país que ha logrado obtener importantes niveles de desarrollo, pero donde aún subsisten brechas importantes. Es necesario destacar que a pesar de que Chile se encuentra en una situación de país ‘graduado’, es decir, que deja de recibir cooperación, tanto Japón como la Unión Europea confirmaron que continuarán proporcionando cooperación para el desarrollo nacional”, explicó el Director de la AGCID, Embajador Juan Pablo Lira.

AGCID trabaja con diversos socios nacionales e internacionales, con los que realiza proyectos tanto para el desarrollo de nuestro país, como para el beneficio de terceros países y los socios beneficiarios. En relación a los socios nacionales, destaca el trabajo realizado con los 23 ministerios, a través de 70 servicios, además del Consejo para la Transparencia; las Superintendencias de Servicios Sanitarios y de Salud; la Corte Suprema de Justicia y el Ministerio Público. También, participaron 44 instituciones académicas, entre universidades tradicionales, privadas y regionales; diversos centros de estudio; 23 organismos no gubernamentales que ejecutaron proyectos en distintos países y otras 9 entidades del sector privado.

Por otro lado, destacan como socios internacionales países como Alemania, Japón, México, Suiza y la Región Valona de Bélgica, además de organismos como el Banco Mundial, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el Fondo de Adaptación al Cambio Climático y el Fondo Verde para el Clima, entre otros. Por último, 45 países fueron socios beneficiarios de la cooperación que gestionó AGCID el año pasado, en América Latina y el Caribe, África y Asia.

“Durante el 2018, se ejecutaron 6 millones de dólares de cooperación para el desarrollo de Chile, en 15 proyectos vinculados principalmente al área de medio ambiente, recursos naturales y energía, gracias a la cooperación de Alemania, el Banco Mundial, el BID, el Fondo de Adaptación al Cambio Climático, el Fondo Verde para el Clima y Suiza. Además,  se ejecutaron 2 proyectos a través del Fondo Mixto de Cooperación Chile-México”, señaló el Embajador Lira. Por otro lado, “en materia de educación, ciencia e innovación fueron aprobados 28 proyectos, con la Región Valona de Bélgica y se iniciaron negociaciones de otros 4 proyectos por 45 millones de dólares”, agregó.

Por otra parte, la cooperación internacional que Chile recibe también se materializa a través de la formación de capital humano. En 2018, 175 chilenos tuvieron la posibilidad de estudiar en el exterior, a través de distintas becas otorgadas mayormente por la Alianza del Pacífico, China, Tailandia, entre otros. “No obstante, se produjo una baja de un 19% respecto del año anterior, lo que creemos puede explicarse por la ‘graduación’ de Chile por parte del Comité de Ayuda al Desarrollo (CAD)”, explicó el Director de AGCID.

Imagen foto_00000002

La Cooperación que Chile otorga:

La cooperación que Chile otorga se realiza mediante distintas modalidades y se materializa a través de dos componentes: transferencia técnica (misiones técnicas, pasantías, seminarios, capacitaciones); y formación de capital humano (becas de estudio). En este sentido, la Cooperación Sur – Sur y Triangular realizada por la AGCID fue de una cifra cercana a los US$ 8 millones. Adicionalmente, el Fondo Chile contra el Hambre y la Pobreza aprobó otros proyectos, cuyos ejecutores son organizaciones de la sociedad civil, universidades e instituciones públicas, por más de US$ 1,8 millones; además de US$ 400.000 que movilizó de los países beneficiarios y otros US$ 250.000 en Ayuda Humanitaria. Es decir, la cooperación gestionada por AGCID durante 2018 fue de un monto aproximado de US$ 10.4 millones.

La cooperación chilena (Sur-Sur y Triangular) ejecutó el año pasado, 153 proyectos, de los cuales 132 fueron en cooperación bilateral sur-sur y 21 en triangulación en Sudamérica, México, Centroamérica, El Caribe y África, gestionando poco más de US$ 3  millones, aportados por AGCID y US$ 1.1.millones movilizados a través de la triangulación.

La cooperación Sur-Sur se realizó prioritariamente en áreas de Desarrollo Social, Medio Ambiente y Recursos Naturales y Energía, Fortalecimiento Institucional y Cooperación Económica para el Desarrollo, mientras que la cooperación triangular se ejecutó principalmente en las áreas de Desarrollo Social;  Fortalecimiento Institucional y Agricultura y Seguridad Alimentaria. “Los proyectos de cooperación triangular contaron con el apoyo de Alemania, España, Estados Unidos, Japón, México, Singapur, Tailandia, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), la Organización de Estados Americanos (OEA), la Secretaría de Integración Económica Centroamericana (SIECA) y la Unión Europea”, enfatizó el Embajador Lira.

En formación de capital humano, la AGCID en 2018 ofreció 279 becas para cursar estudios de pregrado y magister en universidades chilenas. De ellas, 108 son nuevas y 171 provienen del año anterior, destinadas a países de América del Sur ( 34,4%), África (25,4%); Centroamérica (19,7%); El Caribe (10,4%) y México (10%). Para ello, se utilizaron recursos por un monto equivalente a más de US$ 2,7 millones.  Pero nuestro país también ofreció 235 becas de  corta duración, entre cursos internacionales, diplomados, entre otros, por un monto superior a los US$ 1,2 millones.

Además, a través de la cooperación triangular nuestro país movilizó más de US$ 1,2 millones para otorgar 275 becas para magister, diplomados y cursos internacionales, que beneficiaron a profesionales de Sudamérica, El Caribe, países de la ASEAN, Centroamérica y México. En este ámbito, destaca Japón como principal donante para cursos internacionales a través del Programa de Reducción de Riesgo de Desastres, Kizuna.

La AGCID también puso énfasis en el trabajo con países fronterizos, donde hasta ahora hemos ejecutado iniciativas principalmente con Argentina y desde 2017 con Perú. En 2018, con Argentina se dio continuidad a 12 proyectos y se iniciaron otros 15 que se desplegaron desde la Región de Antofagasta hasta la Región de Magallanes. Y con Perú, se desarrollaron dos proyectos, uno de salud y otro de capacitación epidemiológica, entre las regiones de Arica y Parinacota con Tacna. “En 2018, quisiera destacar la incorporación de otros tres países en esta modalidad de cooperación, que son Ecuador, Costa Rica y Brasil”, señaló Lira.

Finalmente, la cooperación chilena ha establecido distintos mecanismos para poder estar presentes en el mundo, donde destacan la Alianza del Pacífico, Kizuna, el Fondo Chile-España, el Fondo Conjunto de Cooperación Chile-México y el Fondo Chile. Éste último, desde su creación ha apoyado la ejecución de 65 proyectos de la sociedad civil y el sector público en países de América Latina y el Caribe, África y el Pacífico Sur, todos ellos alineados con la Política Chilena de Cooperación Internacional para el Desarrollo y los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030.

 

Más información en www.agcid.gob.cl