Sala de Prensa
Usted está en:  Portada  > Sala de Prensa > Cancillería en Medios
El Mercurio - Domingo 25 de marzo de 2012 
Entrevista al canciller Alfredo Moreno ante los dichos del Mandatario boliviano:
"El mundo sería imposible de imaginar si los tratados no se cumplieran"
Comparte :
Imagen foto_00000004

El ministro de Relaciones Exteriores responde a las afirmaciones realizadas por Evo Morales, señalando que Chile es un país que "honra los tratados firmados con sus vecinos" y asegura que Bolivia, al persistir en cuestionar el Tratado de 1904, "dificulta aprovechar las enormes ventajas de una relación armoniosa" entre ambas naciones.

Gabriel Pardo

Foto: MACARENA PÉREZ

El canciller Alfredo Moreno escuchó las declaraciones del Presidente Evo Morales para el Día del Mar boliviano en una sala de reuniones del Ministero de Relaciones Exteriores, junto a algunos de sus asesores.

Imagen foto_00000006

La intervención del Mandatario boliviano fue más breve que otros de sus discursos en años anteriores y duró sólo 11 minutos. Sin embargo, volvió sobre sus ataques al país. Planteó que Chile es "un mal vecino" y, ante el anuncio del año pasado de llevar el tema marítimo a tribunales internacionales, afirmó: "Nuestra demanda es una tarea delicada 


que llevará tiempo".

El canciller Moreno no se altera ante los dichos del Mandatario boliviano, pero responde con firmeza.

- El Presidente Evo Morales señaló en su discurso que Chile es "un mal vecino". ¿Cómo le responde el gobierno chileno?

- Chile es un país que respeta el derecho internacional y honra los tratados firmados con sus vecinos, en particular los de límites, porque esa es la mejor garantía de paz, que es el objetivo fundamental de su política exterior. Lo avalan más de cien años de pacífica convivencia. En el caso de Bolivia, las obras y beneficios privilegiados que Chile le otorga, son un testimonio del fiel cumplimiento de garantizar el más libre tránsito por nuestro territorio. Ni la suspensión de sus relaciones diplomáticas, ni su negativa de vendernos una sola molécula de gas, ni las falsedades históricas, ni las desmedidas expresiones de sus autoridades, nos apartarán de nuestra política de perseverar en fortalecer la cooperación entre nuestros pueblos.

- Otro de los dichos del Mandatario boliviano fue: "no crea el gobierno de Chile que nos cansará con su actitud distractoria y dilatoria". ¿A qué cree que alude Morales con "actitud distractoria"?

- Cuando este gobierno inició las conversaciones con el boliviano precisó que se realizarían con pleno respeto al Tratado de 1904, es decir, sin cesión de soberanía. Sobre ese claro entendimiento se llevaron a efecto. Además, se le invitó a tener una mirada diferente sobre nuestras relaciones, con visión de presente y futuro, en igualdad de condiciones como estados, sin esgrimir deudas pendientes o interpretaciones históricas que siempre dividen y se le pidió que se llevaran a efecto con prudencia, paciencia y realismo. De allí que se acordara buscar soluciones "concretas, útiles y factibles para ambos países". Como no hubo objeciones, el Gobierno chileno estimó que su par boliviano había asumido estos criterios y así avanzaron las conversaciones. No ha habido, pues, una actitud distractoria ni dilatoria.

- Se especuló mucho con el hecho de que Bolivia podría anunciar una demanda contra Chile en el Día del Mar, teniendo en cuenta lo que señaló el año pasado en esta misma fecha. ¿Se puede decir que a Chile lo tranquilizó el hecho de que no se anunciara una presentación ante un tribunal internacional de parte de Bolivia?

-Hemos hecho una labor diplomática silenciosa, como debe ser, tendiente a que el Gobierno boliviano entienda que el camino jurídico carece de fundamentos, como ya se lo hizo saber el pronunciamiento de los jueces de la Liga de las Naciones en 1920, es decir, hace casi cien años. Continuaremos por ese camino, que es el único beneficioso para ambos países.

- El Presidente Morales señaló que "la construcción del fundamento de nuestra demanda es una tarea delicada que llevará tiempo". ¿Cómo incide en las relaciones el hecho de que Bolivia plantee que sigue trabajando en una demanda?

- Tiene formado un equipo de juristas, historiadores, diplomáticos y técnicos que está trabajando hace un año y parece que necesita más tiempo. Si persiste en abandonar el diálogo bilateral para buscar entendimientos que faciliten aún más la integración estaría abandonando la única vía verdadera y fructífera para encontrar caminos que beneficien a ambos pueblos.

- También afirmó que "una justa demanda pasa por caminos concertados, por normas jurídicas internacionales". ¿Está de acuerdo con ese planteamiento?

- Los acuerdos se logran sobre la base del pleno respeto a los tratados, eso es lo que señalan las normas básicas del derecho internacional.

- ¿El Gobierno va a dar algún tipo de respuesta formal frente a los dichos del Presidente Morales?

- El Gobierno dio a conocer su opinión sobre las palabras del Mandatario boliviano y no está dispuesto a caer en un juego de descalificaciones o imputaciones a través de los medios de comunicación.

El cambio de Bolivia

- ¿Se esperaba de parte de la Cancillería y del Gobierno chileno que Evo Morales y el gobierno boliviano cambiaran de alguna manera de opinión o que plantearan algo distinto en el Día del Mar?

- Yo creo que el gran cambio fue el año pasado, en su propio diario en una entrevista, en la cual el Presidente se congratulaba en los avances que habíamos tenido, en la cual mencionaba que su tarea hacia adelante era seguir trabajando con Chile, que no creía en caminos legales sino que en el diálogo. No sabemos por qué eso cambió ese mismo día, pocas horas después. Pero luego de eso, pienso que lo de hoy (viernes), era algo mucho más esperable.

- ¿Qué influencia le atribuye usted, en esta determinación de Bolivia, a la situación interna que vive el gobierno de Evo Morales?

- No puedo presuponer. Lo que puedo decir es que el Presidente Morales y su canciller, con quienes hemos desarrollado estas conversaciones, planteaban desde el primer momento que ellos pensaban que se debía encontrar soluciones útiles y que estaban dispuestos a buscarlas sin soberanía. Éste es hoy día un cambio muy relevante.

" El Presidente Piñera lo lamenta mucho, porque ha puesto energía en la cooperación entre ambos países".

- ¿De qué forma reaccionó el Presidente Piñera frente a lo planteado por Bolivia?

- El Presidente lo lamenta mucho, porque ha puesto gran energía y entusiasmo en la cooperación entre ambos países. Continuamos con la agenda que venía desde el gobierno anterior y con los supuestos claramente definidos. Adicionalmente al trabajo de los vicecancilleres, hubo uno a nivel de cancilleres, justamente porque se quería avanzar más rápido. Así que yo creo que para él es una desazón no poder seguir avanzando por el camino que a nosotros nos parece que es el más productivo.

- ¿Cómo se entiende que el gobierno boliviano aceptara continuar con las conversaciones relativas a los trece puntos, cuando el Presidente Piñera desde un principio y la misma cancillería advirtieron que esto sería con sujeción al Tratado de 1904 y por lo tanto sin ninguna cesión de soberanía?

- Porque ésa era la disposición del Presidente Morales en aquel momento. Su disposición a encontrar una solución basada en lo que Chile estaba en condiciones de hacer, es decir, factible, y le parecía que sería un avance muy positivo para la relación entre ambos países.

- Evo Morales ha planteado que el Tratado de 1904 "no se cumple y no se ha cumplido".

- El Tratado de 1904 ha sido respetado por ambas partes y de aquello es testigo toda la comunidad internacional. La realidad de nuestro continente y el mundo sería imposible de imaginar si los tratados de límites en los países no se cumplieran. Son la base en la cual se sustenta la relación entre los países.

"Un país no puede en forma unilateral cambiar su ordenamiento legal interno y pretender que eso cambie el internacional".

-¿Por qué el gobierno chileno prosiguió con las conversaciones después de que Bolivia contempló en su nueva Constitución una reivindicación marítima, que para Chile es inaceptable?

- Un país no puede en forma unilateral cambiar su ordenamiento legal interno y pretender que eso cambie el internacional. El cambio en la Constitución se hizo durante el gobierno anterior. Nuestro país hizo notar a través de una nota diplomática reservada lo inaceptable que resultaba este punto. El Presidente Piñera inició las conversaciones señalando públicamente que una condición para buscar acuerdos era que Bolivia recapacitara y enmendara este punto, porque para Chile es inaceptable.

- En esa Constitución el gobierno boliviano está obligado a renegociar o denunciar los tratados internacionales que contravengan sus objetivos. Eso indica que eventualmente lo haga de forma unilateral respecto del Tratado de 1904, lo que constituiría un hecho sin precedentes. ¿Por qué Chile no ha denunciado eso a nivel internacional?

- Como le decía, los tratados de límites no pueden ser modificados de forma unilateral. Ya en el año 1920 frente a una presentación de Bolivia a la Liga de las Naciones, un tribunal determinó, dándole la razón a Chile respecto de este punto, que un tratado no podía ser modificado, y menos denunciado unilateralmente. Chile se lo señaló a Bolivia inmediatamente en el momento mismo en que sucedió. Y yo mismo lo he señalado en la última reunión de la OEA que tuvimos en San Salvador, de manera que la comunidad internacional conoce este punto. Ahora esperamos que el gobierno de Bolivia rectifique.

- Los planteamientos que le ha hecho Chile a Bolivia, en término de mejora y de facilidades de acceso, ¿qué beneficios traen para Chile?

- Somos vecinos, compartimos una frontera común y creo que es conveniente para ambos países que no existan roces que distancien las relaciones.

- Debemos buscar la integración. Hay recursos que tiene Chile que son interesantes para Bolivia y viceversa y recursos compartidos que son útiles para ambos. Me parece que Bolivia, al persistir en cuestionar el Tratado de 1904, fuera de no tener destino, dificulta aprovechar las enormes ventajas de una relación armoniosa que beneficie a ambos pueblos.

Los dichos de Evo Morales

Imagen foto_00000008

"Chile no puede continuar siendo un mal vecino", dijo el viernes, en duros términos, el Presidente Evo Morales, en el día del Mar de Bolivia.

Imagen foto_00000002
Foto:EFE

El Mandatario aludió a que "las fronteras chilenas siguen sembradas de minas y las amenazas del uso de Fuerzas Armadas ponen en evidencia esas contradicciones para un país que se proclama moderno y democrático".

A ello agregó: "No crea el Gobierno de Chile que nos cansará con su actitud distraccionista y dilatoria".


El año pasado, en la misma fecha, Morales había anunciado que prepararían una demanda internacional contra Chile por el tema marítimo y afirmó que el Tratado de 1904 "no se cumple ni se ha cumplido".

Esta semana señaló: "La construcción del fundamento de nuestra demanda es una tarea delicada que llevará tiempo" e insistió en que "la solución a una justa demanda pasa por caminos concertados, por normas jurídicas internacionales".

Y concluyó así: "Compatriotas, el puñal del enclaustramiento marítimo permanecerá clavado en el corazón del continente hasta que Bolivia retorne al mar".