Sala de Prensa
La Segunda - Jueves, 26 de julio de 2012 
Canciller Alfredo Moreno:
"Después de La Haya, seguiremos siendo vecinos con Perú... Por eso hay que cuidar la relación"
"Estamos trabajando muy bien con Venezuela y Cuba para la próxima cumbre de CELAC en Chile", dice ministro de Relaciones Exteriores. Afirma, además, que avanzan corredores bioceánicos que conectarán a Chile con Brasil por Bolivia o Argentina.
Comparte :
Imagen foto_00000002


Por Carlos Monge

El ministro de Relaciones Exteriores, Alfredo Moreno Charme, está contento, y se le nota. Hoy su agenda contempla una entrevista con su colega ecuatoriano Ricardo Patiño, en el marco de una visita de once ministros de ese país para tener reuniones de trabajo con sus pares chilenos. Y luego, por la tarde, viaja a México, a una cita de cancilleres de la Alianza del Pacífico de la que el país anfitrión forma parte.

Ayer recibió la noticia de que Mario Vargas Llosa y Jorge Edwards firmaron un manifiesto, junto a otros intelectuales chilenos y peruanos, en los que hacían un llamado a que Chile y Perú resuelvan "sin hostilidad" el diferendo limítrofe que actualmente los tiene litigando ante el Tribunal Internacional de La Haya. Lo que le pareció una "excelente medida" que contribuye a "mirar el largo plazo", porque "los dos países tienen muchísimo que ganar en común. Somos y seguiremos siendo vecinos -insiste-, y podemos hacer mucho en conjunto por el bienestar de nuestros pueblos".


-En la relación Chile-Perú se vive un momento de relativa distensión. Se resolvió el tema desminado Húmala vino a Chile y se planea reactivar el grupo 2+2. ¿Cómo se puede mantener este clima a medida que se acerquen los alegatos en La Haya, lo que puede traer nuevas tensiones?

-Llevamos ya bastante tiempo trabajando, en conjunto con el gobierno peruano, tratando de hacer notar los puntos positivos de la relación bilateral. La idea es mirar el largo plazo de una asociación que puede ser muy fructífera para ambos países. Y parala gente que ha estado apostando por ella: los empresarios con sus inversio nes en Perú, los peruanos en Chile, los migrantes yendo a buscar trabajo y haciendo su vida. Si bien es cierto que cada país defiende sus intereses, tenemos que pensar que esto está en manos de un tribunal que va a fallar y los dos países van a seguir siendo vecinos luego de que La Haya emita su sentencia. Por eso es que hay que cuidar la relación.


-¿Cómo están Los vínculos con Argentina? Lo primero que salta a la vista es la intención del gobierno trasandino de terminar con el tratado de doble tributación que expira en diciembre próximo.

-Tal como en el caso de Perú, es importante mirar la relación con Argentina en un plazo largo. Hace décadas tuvimos situaciones muy difíciles que han cambiado radicalmente desde el Tratado de Paz y Amistad de 1984 después de la mediación, y luego, del Tratado de Maipú, de 2009, que nosotros hemos implementado. Hoy día Chile y Argentina tienen un proceso muy profundo de integración en una frontera que es la segunda más extensa del mundo. La integración se da a nivel de las regiones. Y estamos en una situación muy positiva, considerando incluso los temas de la defensa, donde tenemos la Brigada Cruz del Sur para hacer cosas en común.


En el plano económico se han producido dificultades, que no tienen que ver con Chile, sino con la situación coyuntural que vive Argentina después de un período muy largo de crecimiento acelerado. Eso está causando problemas a algunas empresas, no sólo chilenas. Y estamos trabajando con las autoridades argentinas para ir destrabando cada una de las situaciones que se producen. En el caso del convenio de doble tributación, esperamos poder negociar con Argentina un nuevo convenio que esté vigente antes del 1 de enero del próximo año.


-La reciente destitución del Presidente paraguayo Fernando Lugo provocó respuestas distintas de parte de organismos multilaterales. Mercosur y Unasur sancionaron al nuevo gobierno, mientras que la OEA prefirió esperar la evolución de los hechos.

-Primero, los hechos. Lo que sucedió en Paraguay es un juicio político que está establecido en la Constitución y que fue aprobado por más de los dos tercios de los senadores constituidos como tribunal. Este es un tema interno de Paraguay y que corresponde a sus autoridades y a sus órganos elegidos. Sin perjuicio de ello, lo que ha provocado todo este problema es que no se le dio tiempo ni posibilidades a Lugo de defenderse. Clara (continúa en la página 54) (Viene de la página 52) mente no se permitió el debido proceso ni se respetó su derecho a una legítima defensa. Ese el punto sobre el que nosotros, y el resto de los países sudamericanos, hemos hecho hincapié.


La OEA ha enviado una comisión, presidida por José Miguel hisulza, que ha hecho varias cosas que conviene rescatar. En primer lugar, coincide con Unasur y Mercosur en la crítica a la forma en que se destituyó a Lugo. En segundo lugar, hace una proposición, porque el Consejo Permanente de la OEA no ha discutido aún este punto, que todavía está en veremos. La propuesta es que no se suspenda a Paraguay, porque esto traería consecuencias económicas. Por lo cual, en términos generales, hay coincidencias entre la OEA y los otros organismos regionales.


VENEZUELA Y CUBA

-¿Cómo va a resolver Chile el problema que, en principio, le plantea la próxima cumbre de la CELAC (Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe), a realizarse en Santiago en diciembre, y donde la "troika" organizadora está formada por Chile, Venezuela y Cuba?

-¿Cuál es el problema?

-El hecho de que Chile convoque al evento junto a dos países que están en las antípodas ideológicas del gobierno chileno...

-Llevamos trabajando mucho tiempo con Venezuela y Cuba. Una de las cosas que hemos aprendido en nuestro continente es que, sin perjuicio de tener opiniones muy diversas podemos trabajar juntos. Si uno mira el continente, hay otros países que no coinciden con ninguno de los antes mencionados. Más aún, los mismos países, si uno mira distintos años, van cambiando sus posicionamientos políticos. Así que uno no tiene relaciones con un gobierno ni con una política determinada, sino con un país determinado.


Es lo que hemos buscado en Unasur y también en la CELAC, que es una entidad nueva, y debemos hacer asimismo, en la OEA: buscar qué cosas podemos hacer en común. Desde lo que hablábamos recién: defensa de la democracia y los derechos humanos, que es una cosa universal, hasta el tema del desarrollo económico, el crecimiento del comercio, la integración a través de mejores caminos, la unión de los sistemas eléctricos, en fin... Lo que estamos haciendo en materia de defensa, por ejemplo, en Unasur, donde ya tenemos un sistema homologado con el fin de medir el gasto de defensa. Así que no veo ninguna dificultad y estamos trabajando muy bien con ellos.


-Quisiera conocer su opinión sobre la muerte del disidente cubano Oswaldo Payá, y la situación compleja que se creó luego de que Cuba le negara una visa al senador Patricio Walker, que pensaba asistir a los funerales.

-Lo primero es recordar quién era Oswaldo Payá, una persona de la mayor relevancia. Un verdadero adalid de los derechos cívicos en Cuba.


Ha sido reconocido con el Premio Sajarov del Parlamento Europeo por su defensa de las libertades y los DD.HH. y varias veces nominado al Premio Nobel, así que realmente es lamentable el accidente y su muerte.


Respecto del caso del senador Walker él había solicitado visa en innumerables oportunidades para Cuba y nunca se la habían dado en los años anteriores. Lo cual nos parece lamentable, tal como lo que ha sucedido ahora cuando le habían concedido una y luego se la anularon. Así que nos hubiera gustado que allí estuviera, y así se lo hemos hecho ver a la Embajada cubana.


Ahora, los ingresos a los países los decide cada uno de sus gobiernos y naturalmente esto está dentro del campo de lo que decide Cuba.


Alianza del Pacífico: No política

-La Alianza del Pacífico fue formada por cuatro países: México Perú, Chile y Colombia. Y en el momento en que parte, México era gobernado por un partido de centroderecha, el PAN. Esto ha hecho pensar a muchos que es un proyecto de carácter ideológico. ¿Qué opina de esto?

-Ya hemos tenido un traspaso de gobierno en el Perú, de Alan García, que fue el que primero lanzó esta idea, al Presidente Húmala, y esto ha seguido su camino, incluso con mayor fuerza. Y ya el futuro Presidente de México, Enrique Peña Nieto, consultado sobre lo mismo, ha señalado que va a seguir con toda fuerza en esta materia a pesar del cambio de gobierno y de que él tiene un signo político diferente. Los propios gobiernos que han ido cambiando han ido mostrando la falta de contenido de esa aseveración.


Esta es una alianza que no tiene ningún tipo de contenido político. Lo que tiene es un contenido de desarrollo económico y social. Y lo que pretende es sumar las potencialidades de todos estos países, más otros que se vayan incorporando, porque además es completamente abierta. Cualquiera puede entrar, si es que quiere ir por la senda del libre comercio. Y así lo han señalado Costa Rica y Panamá, que quieren ingresar a ella.


Hoy día estos países representan 215 millones de personas, más de un tercio del producto de toda la región el 55% de sus exportaciones y son los que están creciendo más rápido. Y la suma de esas capacidades nos permite crear una fortaleza y un músculo que nos posibilita enfrentar esos mercados que son enormemente grandes y competitivos.

Imagen foto_00000004

-Hablemos de Brasil. Da la impresión de que el gobierno de Piñera ha tenido especial preocupación por emitir señales de acercamiento. Sin embargo, no se han apreciado señales de reciprocidad.
Se había anunciado una visita de la Presidenta Rousseff, que se ha postergado ya varias veces.¿Cómo evalúa el actual estado de las relaciones?

-Brasil es un país clave en el continente. Es el 40% de la población, el 40% del producto, el 40% del territorio. Tiene un peso específico dentro de la región y, además, un país que ha ido tomando una estatura de nivel global. Está inmerso en las grandes decisiones y así se lo considera en el mundo. En el caso de Chile, tenemos importantes coincidencias en los temas internacionales.


Apoyamos la aspiración de Brasil de ser un miembro permanente del Consejo de Seguridad de la ONU. Y generalmente concordamos en muchos de los organismos multilaterales donde trabajamos.
De la misma manera estamos trabajando en lo que son los corredores bioceánicos. Para poder unir los puertos brasileños con los chilenos ya sea a través de Bolivia o de Argentina. Así que hay muchas cosas en común. Estamos esperando la visita de la Presidenta Rousseff, que ojalá se pueda realizar pronto. Ella ha hecho muy pocas visitas dentro de la región. Fundamentalmente a Argentina, diría yo. Y tiene una amplia agenda internacional y, además, una economía y preocupaciones de tipo internos que también han tomado su agenda. Así que esperamos recibirla en Chile y seguir avanzando en todos estos proyectos.

La modernización de la Cancillería también está en la mira de Moreno

"En el tema de la crisis paraguaya, hay coincidencias entre la OEA y Mercosur"

Su alza en las encuestas: "Que se reconozca el trabajo, me alegra mucho"

-Ud. fue considerado en la última Adimark como uno de los tres ministros mejor evaluados. Encabeza la tabla, con el 74% de aprobación, junto a Golborne y Schmidt. Me imagino que esto le produce satisfacción.

-Sí, naturalmente. Mire, yo provengo del sector privado. No había estado en política ni en el trabajo gubernamental. Pienso que es un deber colaborar en el servicio público, si uno es convocado a eso, y me alegro mucho de que la gente valore lo que hemos estado haciendo. Este no es un trabajo mío, sino de un equipo de gente, que trabaja en Chile y en el extranjero, tanto en el tema de relaciones internacionales como en el de comercio, que son las dos cosas que vemos en este Ministerio. Creo que hacen un buen trabajo y que la gente así lo reconozca, me alegra mucho.


-El hecho de haber sido bien evaluado puede despertar, sin duda nuevas motivaciones. ¿No le genera la tentación de prolongar esta pasantía por el servicio público y proyectarse hacia otros puestos?

-Me siento un privilegiado por la oportunidad que se me ha dado de poder hacer esta tarea. Pero tengo muchísima labor por delante. Sus propias preguntas evidencian todo lo que aún falta. Y a eso hay que agregar el deseo de dejar a la Cancillería con una ley de modernización que le permita estar al día con lo que requiere nuestro país en esta materia. Porque Chile es un país pequeño, alejado, pero que se abrió al mundo, así que hace falta reunir a las mejores personas y a las mejoras capacidades en este rubro. A eso espero dedicar el tiempo restante, mientras el Presidente aquí me tenga.