Sala de Prensa
Diario El Mecurio. 05 de septiembre de 2012 
Entrevista Canciller Alfredo Moreno:
"Chile es un país comprometido con la paz y es un orgullo estar presentes"
Comparte :

El Gobierno de Chile confirmó ayer la participación que tendrá el país en el proceso de paz en Colombia, al cual ha sido convocado en calidad de "acompañante". Se trata de una iniciativa inédita, puesto que en el pasado Chile no se ha vinculado en etapas iniciales de negociaciones de paz entre un gobierno y un grupo armado, como es el caso de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). Más bien, fuerzas militares y policiales chilenas han supervisado procesos de desarme e implementación de acuerdos de paz en el marco de misiones de Naciones Unidas.

En este sentido, la cancillería chilena señaló ayer que "hará todo lo que esté a su alcance para que el proceso culmine con éxito, sellando así el genuino sentimiento de amistad y aprecio del pueblo de Chile por sus hermanos colombianos".

El Presidente Sebastián Piñera designó al embajador Milenko Skoknic, jefe de gabinete del canciller Alfredo Moreno, para colaborar en este proceso de paz 

Desde la ciudad rusa de Vladivostok, donde se prepara la reunión anual de la APEC, el canciller Alfredo Moreno habló con "El Mercurio" sobre el rol que se jugará con Colombia.

—¿Cómo se gestó la participación de Chile en este proceso de paz con las FARC?

"Esto se inició por una llamada del Presidente de Colombia Juan Manuel Santos, al Presidente Sebastián Piñera hace un tiempo, solicitando su colaboración en el tema, y donde le explicó en qué consistía lo que estaban trabajando, dándole detalles de la fase exploratoria. El Presidente le señaló inmediatamente que el Gobierno de Chile iba a hacer todo lo que fuera posible para colaborar, todo lo que estuviera en nuestras manos porque esta es una iniciativa extremadamente positiva, y que traerá un enorme beneficio para el pueblo colombiano y también para la región".

—¿Qué significa o qué implica la condición de país "acompañante" que tendrá Chile?

"Es estar ahí en las negociaciones, estar siempre disponible para las partes, y por ejemplo ser un proveedor de opiniones, consejos, ayuda logística. Adicionalmente, significa dar a conocer los beneficios que significará esto y los acuerdos que se tomen para Colombia y para la región. Chile es un país comprometido con la paz un país serio y para nosotros es un orgullo estar presentes.

Además, es una expresión práctica de la buena relación que tenemos con Colombia".

—¿Hasta dónde está dispuesto Chile a comprometerse en el proceso de paz; por ejemplo prestaría su territorio para que sea sede de diálogos?

"No me quiero adelantar sobre escenarios que aún no suceden, pero por el momento eso no está contemplado".

—¿Qué implica para la política exterior chilena sumarse a un proceso de paz?, ¿como apuesta puede ser riesgosa?

"Muestra que la política exterior de Chile es seria, que busca apoyar la paz y colaborar con todas las iniciativas de paz de la región y del mundo. En esta tarea nosotros ponemos nuestro mejor esfuerzo".