Sala de Prensa
Usted está en:  Portada  > Sala de Prensa
Jueves, 17 de octubre de 2019 
Sobre integración de Venezuela al Consejo de DDHH de la ONU
Canciller Ribera: "Lamentamos profundamente esta elección que sitúa al gobierno de Maduro en un cargo que no se merece"
Comparte :

Imagen foto_00000004

El Ministro de Relaciones Exteriores, Teodoro Ribera, lamentó esta tarde la reciente elección de Venezuela como uno de los 14 nuevos miembros del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas (ONU), luego de una votación realizada entre los países integrantes de la Asamblea General del organismo.

"Nosotros lamentamos profundamente esta elección que sitúa al gobierno de Maduro en un cargo que no se merece y para el cual carece de las aptitudes necesarias para realizarlo en debida forma", aseguró el Canciller. Agregó que "hoy es un día triste para el pueblo venezolano y para quienes creemos y confiamos en el sistema internacional, orientado a garantizar y promover la defensa de los Derechos Humanos".

Venezuela, junto con Brasil y Costa Rica, fue una de las naciones que postularon a los dos cupos que le correspondían elegir a Latinoamérica y El Caribe para el consejo. El país bajo el régimen de Nicolás Maduro obtuvo 105 votos, los cuales le permitirán integrar la instancia, mientras que Brasil se mantendrá como representante de la región, tras obtener 153 sufragios a favor.

"Consideramos que el gobierno de Maduro se ha burlado así de todos nosotros, pues no puede ser que un gobierno que viola los Derechos Humanos y que recibe una sanción internacional por parte de una alta comisaria en materia de Derechos Humanos, como lo es la ex Presidenta Bachelet, hoy día sea elegido para un cargo de esta naturaleza", afirmó ante la prensa.

Pese al resultado en la Asamblea General de la ONU, el Ministro reafirmó su "mayor compromiso de continuar impulsando las mejores medidas para el respeto de los Derechos Humanos y finalmente para que en Venezuela exista una transición pacífica hacia la democracia". "Seguiremos impulsando una presión internacional para forzar al gobierno de Maduro a llamar a elecciones, a dialogar con la oposición y a generar una transición pacífica hacia la democracia", concluyó.