Sala de Prensa
Usted está en:  Portada  > Sala de Prensa > Cancillería en Medios
25 de Junio del 2011  
Canciller Moreno: 'Vemos (en Colombia) un país serio y con muchas perspectivas'
Diario El Tiempo de Colombia
Comparte :

 

Imagen

 

 

Alfredo Moreno Charme, ministro de Relaciones Exteriores de Chile.
Foto: Carlos Ortega / EL TIEMPO DE COLOMBIA

Por: VÍCTOR MANUEL VARGAS  | 25 de Junio del 2011

 

 

Esto dijo el canciller de Chile sobre el 'boom' de las inversiones chilenas en el país.

 

Colombia y Chile, que ya tienen un TLC, están ultimando los detalles para sellar un acuerdo de asociación estratégica que elevará la cooperación entre ambos países a niveles mucho más ambiciosos. Y la firma se hará durante una visita oficial del presidente Juan Manuel Santos al país austral, el 16 y 17 de agosto.

 

En virtud de este proceso, esta semana estuvo en Bogotá el ministro de Relaciones Exteriores de Chile, Alfredo Moreno Charme, un hombre que viene del sector privado y que conoce muy bien a nuestro país, pues en 1994 estuvo al frente del 'desembarco' de Sodimac (Homecenter) y luego jugó un papel clave para que la tienda Falabella abriera operaciones en Colombia. EL TIEMPO conversó con él.

 

En Colombia estamos viviendo una avalancha de empresas e inversiones chilenas. ¿A qué atribuye esto?


Los empresarios chilenos -y también nuestro Gobierno- ven aquí un mercado atractivo, un país donde las cosas se hacen en serio, un país que tiene muchas perspectivas de desarrollo y donde la experiencia chilena puede ser útil en muchos terrenos. Y conozco bien el tema, porque yo fui uno de esos primeros inversionistas. Me tocó abrir las primeras tiendas de Sodimac (Homecenter) en Colombia.

 

¿Los tiempos en que los empresarios chilenos se morían del susto de venir a Colombia han quedado definitivamente atrás?


Siempre confiamos en que Colombia iba a salir adelante. De hecho, yo vine a hacer empresa en el 94. Lo que ha hecho Colombia en estos años es extraordinario y hay consenso en que las perspectivas son cada vez mejores.


¿Qué imagen hay hoy en Chile de nuestro país?


Basta con señalar que el año pasado Colombia fue el segundo destino de las inversiones chilenas en todo el mundo: fueron 1.600 millones de dólares durante el 2010 y estoy seguro de que esa cifra va a seguir creciendo.

 

Además, Chile y Colombia son países con una relación muy especial: compartimos valores, maneras de mirar las cosas, y creo que el esquema de desarrollo de Colombia va por la misma línea de lo que se ha hecho en Chile. Y ahora, juntos, estamos haciendo cosas muy innovadoras.


¿Como cuáles?

 

Estamos compartiendo oficinas comerciales en Asia, la región del mundo que más crece; vamos a instalar una oficina común en Turquía y estamos haciendo un análisis para una proyección conjunta sobre África, ya que ninguno de nuestros países tiene una presencia importante en ese continente. El límite de lo que podemos hacer juntos es solamente el límite de nuestra imaginación.

 

Entonces, sigue vigente la idea de que Chile y Colombia son economías complementarias y que, por tanto, más que rivales, deben ser aliadas...

 

Totalmente. Tenemos productos muy diferentes y, por tanto, hay un gran potencial de complementariedad. Así que, ¿por qué no trabajar juntos en la exploración de nuevas oportunidades más allá de nuestras fronteras? Además, debo decirlo, compartimos muchas posiciones en materia de política internacional.

 

En el primer trimestre, Chile creció un 9,8 por ciento y es, junto con Argentina, la punta de lanza de la región en esta materia. ¿Quedó atrás el fantasma de la recesión?


Quedó atrás. Chile sufrió uno de los peores terremotos de la historia de la humanidad, y eso nos impactó muy fuerte en el primer trimestre del 2010, pero hoy el país está creciendo a buen ritmo y hemos creado más de medio millón de empleos en el último año. Tenemos el propósito de convertir a Chile -que hoy tiene un PIB per cápita de 15.000 dólares- en el primer país desarrollado de América Latina. Para eso, Chile debe crecer a un promedio de por lo menos 6 por ciento anual durante los próximos 10 años. Tenemos la convicción de que podemos lograrlo y de que no seremos los únicos.

 

Colombia y Chile tienen un buen Tratado de Libre Comercio, pero las relaciones comerciales entre los dos países siguen siendo pequeñas.¿Cómo mejorar esto?

 

El TLC que tenemos con Colombia es un tratado de última generación, es decir, que incorpora todos los aspectos: inversiones, servicios, temas laborales, tributarios, compras públicas, etc. Esto comenzó el año 2009 y el resultado, creo yo, ha sido excelente. El año pasado tuvimos un crecimiento del comercio bilateral de casi el 20 por ciento y en el primer trimestre de este año ha crecido casi el 40 por ciento.


¿Cuál es la importancia del Acuerdo de Asociación Estratégica que se firmará durante la visita del presidente Santos a Santiago?


Que es el esquema de mayor nivel en la asociación de los dos países y que nos va a permitir colaborar en todos los aspectos. Hoy tenemos un TLC que, como bien explica su nombre, se refiere al comercio, pero la idea es ir más allá, y empezar a cooperar en temas energéticos, en materia de experiencias en políticas públicas y en escenarios internacionales para lograr, por ejemplo, el ingreso de Colombia a la OCDE.

 

Chile siempre ha tenido dificultades para garantizar su seguridad energética. ¿Podría Colombia jugar un papel importante en ese terreno, con gas, por ejemplo?


Hoy se exporta bastante petróleo y carbón colombiano a Chile y efectivamente podría haber un desarrollo en el tema del gas, pero por ahora trabajamos en un proyecto de integración de los sistemas eléctricos con Perú, Ecuador y Colombia. La idea es interconectar todos los sistemas para que podamos intercambiar energía y llevarla, con buenos costos, allí a donde se necesita. Todos ganaríamos: unos, con unas tarifas menores, y otros, con la posibilidad de vender energía que en ese momento no está siendo utilizada.

 

Jean Paul Luksic, uno de los zares de la minería chilena, se ha reunido ya dos veces con el presidente Santos. ¿Veremos pronto a las mineras chilenas operando aquí?


Las inversiones chilenas van seguir siendo crecientes en Colombia y eso no excluye, desde luego, al sector minero.

 


¿Qué tanto afecta la imagen de las empresas chilenas la actual crisis de las tiendas La Polar, que están presentes en Colombia? El negocio del 'retail' es un estandarte de la inversión chilena en el exterior...

 

Hay compañías que cometen errores, pero así es el mercado, y eso no echa a perder un modelo de negocio y los beneficios que ha traído. En el caso chileno, esto ha significado que mucha gente pueda acceder a bienes y servicios, y a créditos, a los que antes no podía acceder.


Algunos piensan que la elección de Ollanta Humala en Perú pone un signo de interrogación sobre la Alianza del Pacífico...

 

El Presidente electo de Perú estuvo hace muy poco en Chile y nos manifestó su voluntad de seguir adelante con la Alianza del Pacífico. Debo recordar que este no es un bloque político: aquí lo que nos interesa es el desarrollo económico de nuestros pueblos y en eso Perú ha tenido un desempeño extraordinariamente exitoso, con un esquema económico bastante parecido al de Chile y al de Colombia. Y el presidente electo Humala ha sido claro en el sentido de que las actuales reglas del juego se van a mantener.


¿Qué ha cambiado en Chile entre los Gobiernos de la Concertación y lo que es hoy el Gobierno del presidente Sebastián Piñera?


Hay un esquema general que se mantiene. Pero hay nuevos énfasis importantes: el primero, volver a retomar un crecimiento económico que Chile, en los últimos años, había perdido. Vivimos una enorme explosión de crecimiento en los años 80 y 90, pero la tasa del último Gobierno terminó en el orden del 3 por ciento, y con esa tasa Chile no puede aspirar a ser un país desarrollado ni a eliminar la pobreza. Lo segundo es seguir mejorando en lo social, donde Chile ha avanzado mucho, pero donde todavía hay personas que están atrás.


¿Y cómo es esa apuesta social?


Chile tiene hoy un 15 por ciento de pobreza y un 3 por ciento de pobreza extrema. Para reducir o eliminar estas cifras, a veces el desarrollo económico no basta por sí solo: hay que entrar a darles transferencias directas a esas personas, para ayudarles a salir adelante. Por eso, cursa en el Congreso un proyecto para crear un ingreso mínimo, sujeto a una serie de condiciones, para que las personas en problemas tengan garantizado lo esencial.


¿Como un seguro de desempleo, al estilo europeo?


Es un sistema condicionado, en el cual a la gente se le complementa lo que no tiene, pero sujeto a que esa persona haga un trato con el Estado, se comprometa a poner de su parte: a buscar trabajo, a mandar los hijos al colegio, etc. Porque no podemos estar ayudando a quienes no hacen un esfuerzo para salir adelante. Pero creemos que quienes lo hacen deben ser ayudados.


¿Por qué el 56% de los chilenos 'raja' a su Presidente?


Es algo muy curioso, porque los datos objetivos de Chile son muy buenos: la economía, en promedio, está creciendo por encima del 7 por ciento y el desempleo cayó al 7 por ciento. Y, a la vez, el presidente Piñera ha trazado una agenda social de grandes proporciones, cuya meta principal es la eliminación de la extrema pobreza en este Gobierno".


¿Qué está fallando?

 

No sabría decirle con exactitud. Creo que, sin duda, influye el hecho de que la gente, al progresar, tiene más expectativas, quiere más. Y eso está bien.

 

¿Es cierto que le han pedido apoyo al gobierno de Santos en este tema? ¿Poder estudiar cómo maneja él sus comunicaciones, en vista de su alta popularidad? ¿Aprender de algo del 'know- how' de Bogotá en esto?


Nos interesan todos los 'know- how' que podamos aprender de Colombia. Pero estamos convencidos de que tarde o temprano los datos objetivos, los resultados, se impondrán.


Víctor Manuel Vargas
Editor de Domingo de EL TIEMPO