Sala de Prensa
Domingo, 01 de marzo de 2015 
Reportajes, El Mercurio
Canciller Heraldo Muñoz, sobre el proceso impulsado por Bolivia en La Haya: "Ninguna demanda puede ser calificada como un gesto de amistad"
Comparte :

Para el ministro de Relaciones Exteriores, lo que está haciendo Bolivia es "la negación del diálogo y el entendimiento". Además dice que hace algunos meses, Carlos Mesa le pidió una reunión, a lo que respondió negativamente. También anuncia que irá a La Haya a presenciar los alegatos por la excepción preliminar.

MATÍAS BAKIT R.

Han sido días difíciles para el canciller Heraldo Muñoz. Primero, hace una semana y media, debió responder durante sus vacaciones a las declaraciones de las autoridades bolivianas respecto de Salvador Allende. Y, finalmente, terminó volviendo anticipadamente a Santiago, luego de que la estrategia comunicacional de Palacio Quemado escalara y a ello se sumaran las acusaciones de espionaje provenientes desde Perú.

"Los problemas no salen de vacaciones", dice.

Pese a esto, le baja el perfil a la crisis: "No diría que este sea un momento particularmente difícil. Lo importante es tener claros los intereses nacionales, coordinarse bien con lo que indique la Presidenta y mantener la cabeza fría en los momentos complejos". Igualmente, es severo al referirse al discurso boliviano.

—En los últimos días ha subido el tono de la campaña comunicacional de Bolivia. ¿A qué cree que se debe este hecho?

—Bueno, todo indica que Bolivia tiene más confianza en su campaña político-comunicacional que en su argumentación jurídica.

—¿Qué le pareció el inserto, firmado por el Ministerio de Comunicación de Bolivia, aparecido el fin de semana? ¿Por qué Bolivia apela a esto?

—Habría que preguntarle a Bolivia por qué paga avisos de día domingo en la prensa chilena. El vocero de la demanda boliviana ha concentrado sus contactos con los representantes de los países que tienen jueces en la Corte desconociendo que estos son independientes de los gobiernos de esos países y que esa independencia debe ser respetada escrupulosamente por las partes. Como no hay ningún juez chileno en la Corte, supongo que el propósito del inserto es crear la imagen de que Chile está dividido respecto a la demanda, que la posición del Gobierno no es la del pueblo, y en eso se equivocan, pues conocemos el respaldo de todas las fuerzas políticas y sociales relevantes del país a nuestra defensa en La Haya.

"Una demanda judicial es la negación misma del diálogo"

—Al mismo tiempo, el ex Presidente Carlos Mesa podría venir a Chile, incluso con el actual canciller, Choquehuanca, según informaciones de prensa boliviana. ¿Ha tenido comunicación oficial sobre ello?

—No ha habido comunicación oficial. Pero tampoco la ha habido las veces que ha visitado Chile el vicecanciller (Juan Carlos) Alurralde. Nuestra actitud hacia Bolivia ha sido abierta. Incluso, recibí públicamente al vicecanciller boliviano en uno de sus viajes a Chile, para reiterarle la disposición de nuestro país de retomar lazos en una diversidad de materias, con la sola excepción del tema marítimo. Pero lo de Mesa es distinto. Hace algunos meses se me solicitó recibirlo y respondí negativamente, pues la entrevista era para explicarme que la demanda es una "invitación al diálogo". ¡Francamente! una demanda judicial es la negación misma del diálogo.

—¿Cómo, en la práctica, ha contrarrestado Chile la ofensiva comunicacional boliviana? Hay expertos que aseguran que ha logrado posicionarse con éxito como "víctima" en la comunidad internacional.

—Sí, los expertos sostienen que la victimización está en el centro de la campaña comunicacional boliviana. Contrariamente a lo que se piensa, no es un fenómeno nuevo. Se remonta muy atrás, pero hoy, con la demanda ante la Corte y la ayuda de los medios de comunicación, tiene más resonancia. Chile ha contrarrestado esa campaña con mayor sobriedad y discreción que el gobierno boliviano. Hemos contado con el apoyo resuelto de todos los ex presidentes de la República, de parlamentarios de todos los sectores y de otros actores relevantes. Y, como se recordará, hemos emitido publicaciones que se han distribuido ampliamente demostrando que Bolivia tiene acceso al mar por el mismo tratado que busca desconocer. Sobre lo mismo, el video que pusimos en YouTube ya llega a las 260 mil visitas.

—Analistas han dicho que la estrategia boliviana es una prueba de que, independiente del fallo de la Corte de La Haya, ese país continuará con su demanda. ¿Cuál es su visión?

—Esta es una pregunta clave. Las autoridades bolivianas debieran responder si van a respetar el fallo de la Corte Internacional de Justicia en caso de que les sea adverso. ¿O solo lo aceptarán si les es favorable?

—En su momento, la demanda peruana fue considerada como "inamistosa" por el Gobierno chileno. En el caso de Bolivia, incluso ha habido desea lificaciones a su persona. ¿Calificaría ese actuar como "inamistoso"?

—Ninguna demanda ante un tribunal de justicia puede ser calificada como un gesto de amistad ni una conducta que favorezca la integración. Es la negación del diálogo y el entendimiento. Respecto de Bolivia, Chile ha defendido su postura con firmeza, pero con respeto a las autoridades y el pueblo bolivianos. No ha habido de parte de ningún personero del Gobierno un insulto, un epíteto, una agresión verbal en contra de los gobernantes bolivianos. En cambio, ellos se han referido a nosotros en los peores términos, descalificando incluso a la Presidenta de la República. El respeto mutuo es la base elemental de cualquier diálogo. El gobierno boliviano habla mucho de diálogo, pero no lo practica.

—¿Hay cuerdas que separar en la relación con Bolivia?

—No comparto ese término. Más bien, Chile ha sostenido que estamos dispuestos a conversar sobre los asuntos de interés común, que son muchos, desde la integración económica hasta los intercambios culturales. Pero hasta ahora no hemos logrado avanzar, pues Bolivia insiste en incluir el tema de su aspiración marítima, cuando, paralelamente, nos están demandando en La Haya y allí les estamos respondiendo. Así se lo dijo claramente la Presidenta Bachelet al Presidente Morales, en una conversación privada que sostuvieron en Costa Rica.

"Estaré en La Haya para los alegatos orales"

—¿Cómo se está preparando Chile para los alegatos en La Haya?

—Venimos trabajando hace un buen tiempo, ya que la fecha de alegatos nos fue comunicada bajo reserva hace varios meses. Hemos sostenido distintas reuniones de coordinación con nuestro agente, coagentes y abogados extranjeros, y se ha venido revisando y puliendo lo que serán los textos de la intervención de Chile en mayo. Estamos muy conformes con la forma en que se ha desarrollado este proceso y muy convencidos de que la presentación de nuestro país será contundente y persuasiva, en línea con los sólidos fundamentos que nos asisten

—¿Cuáles son las expectativas?

—Las expectativas son que la Corte resuelva que la demanda boliviaria busca modificar aquello que fue resuelto y continúa gobernado por el Tratado de 1904 y que, por ende, dicho Tribunal carece de jurisdicción para conocer de este reclamo, dado lo regulado en el Pacto de Bogotá al respecto.

El mensaje a los chilenos es que tengan confianza en que nuestro país está haciendo un sólido trabajo tanto jurídico como político-diplomático para defender los intereses de Chile. Y que esta es una carrera, no sabemos si corta o larga, donde finalmente se impondrá la visión de nuestro país.

—¿Qué decisiones falta por tomar?

—Las decisiones fundamentales están tomadas, siguiendo las directrices de la Presidenta de la República. Otra cosa es que por razones de prudencia y estrategia somos cautos en cuanto a la publicidad que le damos. Como en todo juicio, uno se preocupa de mostrar sus cartas solo cuando es indispensable.

—¿Está planificado que usted como canciller viaje a Holanda en esos días?

—Efectivamente, estaré en La Haya para los alegatos orales acompañando a nuestro equipo de juristas.

—Se ha dicho que algunas actitudes de Bolivia, como las descalificaciones a autoridades chilenas y reuniones con embajadores de países que tienen jueces en el Tribunal, son ajenas al proceso instaurado por la Corte. ¿Se ha considerado enviar una nota formal a la CIJ?

—Los jueces se enteran regularmente de los dichos y acciones de las partes en los juicios. Me imagino que tomarán en cuenta los hechos que usted menciona.

—Esta semana, el Presidente de Uruguay nuevamente apoyó la demanda marítima de Bolivia. ¿Qué opina? ¿Es posible prever situaciones así?

—Sabíamos desde hace tiempo de las facilidades portuarias hacia el Atlántico que el Presidente Mujica comunicaría en una ceremonia al Presidente Morales. Apoyar más acceso al mar para Bolivia es positivo, pues se suma a los enormes beneficios de libre tránsito que Chile otorga a Bolivia hacia el Pacífico. Por lo demás, Uruguay proporciona las mismas ventajas a países como Paraguay y Brasil. El apoyo del Presidente Mujica no es a la demanda boliviana; sí al mejoramiento del acceso al mar de Bolivia que Chile ya otorga y sobre lo cual siempre hemos estado dispuestos a conversar. "

 

"La victimización está en el centro de la campaña comunicacional boliviana. Contrariamente a lo que se piensa, no es un fenómeno nuevo"

"El vocero de la demanda boliviana ha concentrado sus contactos con los representantes de los países que tienen jueces en la Corte, desconociendo que estos son independientes de los gobiernos de esos países y que esa independencia debe ser respetada escrupulosamente por las partes".

"Ellos se han referido a nosotros en los peores términos descalificando incluso a la Presidenta de la República. El respeto mutuo es la base elemental de cualquier diálogo. El gobierno boliviano habla mucho de diálogo, pero no lo practica".

 

"Sé que terminará en nada"

—¿Qué le parece que el Departamento del Tesoro de EE.UU. haya decidido investigar la recolección de fondos para la pasada campaña de Michelle Bachelet en ese país?

—¿Qué investigación? Leí que unos señores presentaron un formulario de queja al IRS, el servicio de impuestos de EE.UU., organismo dependiente del Departamento del Tesoro, relativo a la condición de entidad libre de impuestos de la Fundación Gabriela Mistral y de la Asociación de Líderes Católicos Latinos. El IRS recibe miles de formularios similares y responde rutinariamente vía una carta estándar de acuse recibo. Las reglas de ese servicio de EE.UU. son claras: no informa si va a iniciar alguna investigación en respuesta a los formularios presentados, y tampoco si va a desechar la queja. En todo caso, me tiene sin cuidado esta acción publicitaria, pues sé que terminará en nada; pero a los directivos de la Fundación se les debería pedir excusas.

 

"Responderemos la nota de protesta peruana con serenidad"

—Respecto de las acusaciones de espionaje desde Perú ¿cuál es la postura del Gobierno frente a esta materia?

—La postura del Gobierno ha sido clara. Chile no realiza, no ampara ni acepta actividades de espionaje en otros países, ni en nuestro propio territorio. Entendemos que el proceso interno que se ha desarrollado en Perú para abordar esta situación todavía no concluye. Sin perjuicio de ello, responderemos la nota de protesta peruana con serenidad. De cualquier manera, queremos preservar el rumbo positivo de las relaciones bilaterales con Perú y el camino de futuro que estamos construyendo.

—Perú llamó a consulta a su embajador y ha organizado reuniones de alto nivel entre los poderes Ejecutivo y Legislativo por el tema. ¿Qué opina?

—Respeto los procedimientos internos que adopte un país vecino y entiendo la sensibilidad existente frente a este tipo de investigaciones. Lo importante desde la perspectiva de Chile es preservar el buen camino que ambos países hemos estado construyendo.

—El canciller peruano expresó que lo que está sucediendo podría afectar la implementación del fallo de La Haya ¿Por qué podría pasar eso?

—El propio canciller Gutiérrez clarificó este punto. Las coordenadas del nuevo límite marítimo fueron fijadas conjuntamente en un proceso impecable, y solo resta el proceso de adecuación legislativa al que se han comprometido ambos países.

 

"Quisiéramos que la troika de cancilleres se reactive y viaje a Venezuela"

—De acuerdo con el programa de gobierno, uno de los objetivos de la Cancillería para este gobierno es acercarse a América Latina. En el escenario que vemos hoy, ¿cuál es su diagnóstico respecto del cumplimiento de este objetivo?

—Creo que hemos avanzado considerablemente. Chile ha liderado un proceso de diálogo y convergencia pragmática entre la Alianza del Pacífico y él Mercosur, que se plasmó en una reunión formal en Colombia y en un exitoso seminario en Chile, con asistencia de una decena de cancilleres y ministros de Comercio de los dos grupos. Como resultado, Chile preparó una "agenda corta" de acciones concretas de trabajo entre Ipsdos bloques, que está siendo considerada por los gobiernos. Por otra parte, Chile fue para promover y acompañar el diálogo entre el Gobierno y la oposición en Venezuela, que arrojó frutos concretos de distensión, pero que luego se estancó. Hoy quisiéramos que la troika de cancilleres se reactive y viaje a Venezuela. Además, Chile ha tenido un papel gravitante en el acompañamiento de las conversaciones de paz entre el gobierno de Colombia y las FARC, con la designación de dos altos representantes nacionales que han aportado proactivamente al proceso. Y las relaciones con países como Brasil y Argentina pasan por un gran momento de profundización así como con otros países amigos de la región que la Presidenta ha visitado o visitará próximamente.

—¿Cuáles son los desafíos de Cancillería para 2015?

—Aparte de los temas vecinales y regionales, destaco a nivel multilateral la participación de Chile en procesos clave de este año en Naciones Unidas; entre ellos, la agenda de desarrollo post 2015 y el nuevo régimen climático. Por cierto, seguiremos en el Consejo de Seguridad, tratando de aportar soluciones constructivas a los grandes desafíos a la paz y la seguridad. Y acabamos de celebrar el Evento de Alto Nivel "Las mujeres en el poder y en la toma de decisiones", organizado conjuntamente por ONU Mujeres el Servicio Nacional de la Mujer y la Cancillería. Continuaremos participando en el equipo interministerial que establecerá los procedimientos y modalidades para hacer efectivo el voto de chilenos en el exterior. Adicionalmente haremos un seguimiento déla implementación de los programas de visa waiver con Canadá y Estados Unidos, que constituyen un logro que debemos cuidar.

—¿Cómo ha sido la evaluación de las actuaciones de Chile en el Consejo de Seguridad? ¿Qué temas ha puesto en el debate?

—Chile se encuentra en su segundo año como miembro no permanente del Consejo de Seguridad, en momentos en que crisis como las del Medio Oriente y Ucrania aumentan. Por otra parte, Chile sigue con particular atención la situación en Haití por la participación de efectivos nacionales en Minustah. Nuestra participación en el Consejo ha sido bien evaluada. Chile es un país respetado, cuyas opiniones se toman en cuenta, pese a nuestro reducido tamaño y población.

—¿Existen avances en el plan de modernización de la Cancillería?

—El embajador Mario Artaza, a quien le encomendé la preparación de una propuesta, ha desarrollado una muy buena labor y ha preparado un texto borrador que hoy está sometido a la consideración de autoridades relevantes más allá de la Cancillería. Posteriormente, presentaré el texto a la Presidenta, esperando que podamos enviar el proyecto de ley este año legislativo. Además, no todas las adecuaciones institucionales de la Cancillería requieren de un nuevo marco legal.

—¿Cómo está avanzando la Alianza del Pacifico?

—La Alianza del Pacífico se ha convertido en un poderoso instrumento de intercambio y facilitación del comercio entre los cuatro.miembros y en dirección hacia las economías de Asia-Pacífico. Somos partidarios del diálogo entre el Mercosur y la Alianza del Pacífico, así como de la necesidad de avanzar en todos los ternas en que es posible hacerlo, con gradualidad y realismo. Para Chile, Brasil es un aliado estratégico en la promoción de esta idea. Así nos complació saber, durante la visita oficial a Brasil de la Presidenta Bachelet, que la Presidenta Dilma Rousseff valoró esta política como extraordinariamente positiva, y continuaremos trabajando juntos en esa línea.

—¿Cómo ve los plazos en la negociación del TPP?

—Hemos visto avances importantes en las negociaciones de los últimos meses, con manifestaciones de flexibilidad en algunos temas sensibles, y se pretende llegar pronto a un cierre del proceso. También estamos siguiendo muy de cerca el debate en EE.UU. sobre el proyecto de Trade Promotion Authority (TPA), mediante el cual el Ejecutivo pedirá autorización para negociar acuerdos comerciales y presentarlos al Congreso para su aprobación o rechazo, sin que este pueda enmendar su contenido.

—¿Cómo se está desarrollando el proceso para la extradición de Marie Emanuelle Verhoeven? —Hemos estado trabajando estrechamente con el Ministerio del Interior, con el juez Carroza y la Corte Suprema, así como con los dirigentes de la UDI. La Cancillería tiene el papel de intermediación con las autoridades judiciales y políticas de la India, con quienes hemos estado en contacto desde el mismo día de la detención. Se han realizado diversas gestiones ante las autoridades competentes de la India, a través de nuestra embajada en Nueva Delhi y he hablado personalmente con la ministra de Relaciones Exteriores de la India para expresarle la importancia del caso y el deseo del Gobierno de que se haga justicia en el caso del asesinato del senador Jaime Guzmán.