Sala de Prensa
Usted está en:  Portada  > Sala de Prensa
Viernes 18 de enero de 2019 
Durante clausura de seminario sobre trabajo decente y agenda 2030
Canciller en homenaje a Embajador Somavía por su labor “en pos de la justicia social y la dignidad humana”
Comparte :

Imagen foto_00000001

El Ministro de Relaciones Exteriores, Roberto Ampuero, participó hoy en la clausura del seminario "Trabajo Decente y Agenda 2030: Los desafíos de la gobernanza del Trabajo", organizado por la Cancillería, el Ministerio del Trabajo y la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

El encuentro tenía como objetivo abordar los desafíos de gobernanza que surgen del objetivo N°8 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) que señala "promover el crecimiento económico sostenido, inclusivo y sostenible, el empleo pleno y productivo y el trabajo decente para todos".

Imagen foto_00000002

En la oportunidad se rindió un homenaje al Embajador Juan Somavía, quien ha sido el único chileno y latinoamericano en ejercer el cargo de Director de la OIT, además de cumplir diversas funciones al interior del Ministerio de Relaciones Exteriores, entre ellas director de la Academia Diplomática. "Rendimos homenaje a la trayectoria de un ilustre chileno, quien ha representado los intereses de nuestro país en distintas instancias multilaterales, trabajando especial e incansablemente, en pos de la justicia social y la dignidad humana", señaló el Canciller.

Agregó que "Somavía construyó una nueva conceptualización en torno al mundo laboral. Gracias a su impulso, se reconoce que el trabajo es mucho más que un medio de subsistencia o una variable económica; también se compone de otros elementos fundantes: empleos con una mirada moral, acogiendo las justas aspiraciones humanas a empleos dignos, y el compromiso de los Estados por una globalización inclusiva, que al mismo tiempo sea responsable con el medio ambiente, donde los derechos de los trabajadores y trabajadoras, y los beneficios del crecimiento económico sean justos y equitativos para todos".

Imagen foto_00000006

Durante su intervención, el Canciller destacó la importancia de la OIT, que ha construido "una mirada de futuro en torno a los cambios venideros en este mundo globalizado y en constante evolución".

Así, el Ministro resaltó que los nuevos desafíos del mundo del trabajo conllevan ciertas particularidades: "Son de carácter global, son transversales en la sociedad y tienen el potencial para catalizar el desarrollo de los países. Temas como el envejecimiento de la población, la protección del medio ambiente y las transformaciones tecnológicas, son solo algunos de los factores que se engloban en este contexto".

Imagen foto_00000005

Y en esta línea agregó: "Creo firmemente, que la manera de enfrentar estos desafíos, es a través de políticas públicas que tomen en consideración a una ciudadanía que cada vez exige un mayor compromiso y participación en la toma de decisiones teniendo siempre presente el rol de los trabajadores y trabajadoras en el quehacer de un país, pues, como diría nuestro reconocido amigo Juan Somavía: "La calidad del trabajo define la calidad de una sociedad", frase que hoy en día cobra más sentido que nunca".

El Ministro, además, hizo una mención especial "a un elemento distintivo de la OIT y que, a mi parecer, es la vía para construir una sociedad más justa y en paz, me refiero al diálogo tripartito; el puente por el que se unen los distintos actores del mundo laboral para construir acuerdos en pos del bien común de la sociedad".

Imagen foto_00000004